Categoría: Lectores

Malala, la niña que quería ir a la escuela

 


recomendado-por-mediadores3
Por Daniela Sánchez Allende, licenciada en Letras por la Univ. Católica. Encargada de Área de Proyectos de la Fundación Había Una Vez.

Malala, la niña que quería ir a la escuela
Escritora: Adriana Carranca
Ilustradora: Bruna Assis
Lectores V&R Editoras | 2017

La historia de Malala Yousafzai, la niña pakistaní que ha luchado por el derecho a la educación entre el autoritarismo y el terror que sembraron los talibanes en su región, ha recorrido el mundo. Tanto así que es la más joven ganadora del premio Nobel de la Paz. Mucho se ha escrito en torno a ella, desde libros ilustrados para los más pequeños, hasta su propia autobiografía en Yo soy Malala, que escribió junto a la periodista Christina Lamb.
Malala, la niña que quería ir a la esuela surge a través de una investigación periodística de Adriana Carranca, quien visitó el valle del Swat, donde vivía Malala; se hospedó con pastunes, conversó con ellos, con los amigos de Malala y sus profesores; visitó su casa y plasmó su experiencia y toda la información recabada en este libro. A través de él, busca no solo narrar la historia de una niña que arriesgó su vida por ir a la escuela, sino que también contextualizarla y dar al lector más antecedentes de la cultura pakistaní. Es común encontrarse, a lo largo del libro, con notas a pie de página que explican conceptos, definen palabras o relatan hechos históricos, lo que, sin duda, enriquece el relato principal; asimismo, las últimas páginas están centradas en un registro fotográfico que la autora llevó durante su investigación.
Y así nos vamos sumergiendo en el valle de Swat, en sus calles, conocemos la escuela Khushal, que pertenecía al padre de Malala, y donde ella participaba activamente. No solo destacaba en lo académico, le gustaba el deporte, el teatro y, sobre todo, leer e intercambiar con sus amigas los libros de Harry Potter. Pero cuando los talibanes bajan de las montañas, la violencia se apodera del valle y de la vida de los pastunes. Con fusiles en mano aterrorizaron a todos, destruyeron monumentos históricos e hicieron grandes fogatas con computadores, cámaras de fotos, televisiones, todo lo que para ellos era pecado. No permitían los bailes, la música, los cantos y prohibieron que las niñas fueran a la escuela. Malala, entristecida por la noticia y asustada por el nivel de violencia que se vivía, decidió comenzar un blog, que escribió por seguridad bajo un seudónimo, y donde hablaba de los miedos, de las restricciones y las amenazas bajo las que vivían. Este blog era publicado en la red de radio y de televisón de la BBC, y así Malala, con una gran claridad y sabiduría informó al mundo cómo había cambiado la vida en su pueblo y expresó sus temores y sueños. Tenía solamente once años y había decidido que “mi fuerza no está en la espada. Está en la pluma”.

Publicado en RHUV Nº26

Matador

 


recomendado-por-mediadores3
Por Bernardita Cruz, periodista. Encargada de comunicaciones de Ediciones Ekaré Sur.

Matador
Escritor: Wander Piroli
Ilustrador: Odilon Moraes
Lectores Babel Libros | 2015

“Brutal” fue la primera palabra que se me vino a la mente cuando terminé de leer Matador. La portada, con un pequeño pajarito posado en un muro, no entrega ninguna pista del contenido, pero el texto no se demora en hacernos llegar hasta el lugar donde trascurre la historia: en primera persona, el narrador nos lleva a un barrio sencillo, a un recuerdo de su propia infancia. Todos los niños de la cuadra matan gorriones con sus hondas, menos él. No porque no quiera, sino porque nunca consigue dar en el blanco. Los amigos se burlan y hasta los propios pájaros parecen mofarse de su ineptitud. La frustración lo hace perseverar, afinar la puntería, hasta que un día, al fin, lo logra: una anécdota que se transforma en una mancha imborrable, un dolor que se transmite al lector. “Brutal” vuelve a ser la palabra indicada para describir ese instante del relato en que ya no hay vuelta atrás. La presión del grupo que domina las acciones, la rabia como motor, las reacciones insensatas. El protagonista no olvida el piar agónico del gorrión, y el lector no puede dejar de sentirse identificado, de pensar en las propias marcas de la memoria.
Con una paleta acotada de verdes y grises –el azul del cielo aparece solo en la portada y en las guardas, enmarcando magistralmente el relato–, el ilustrador brasileño Odilon Moraes construye un barrio que podría estar en cualquier recuerdo. Hay casas sencillas, postes de luz, mucha vegetación. Todo, envuelto en un aura borrosa, como la memoria. El trazo sugiere y se basta en su simpleza.
El texto de Wander Piroli, en tanto, nos sumerge en la intimidad del protagonista. Un testimonio descriptivo y sincero, que revela la frustración acumulada y las ansias por el lograr el cruel objetivo. Hacia el final, el vértigo del desenlace y un cierre donde el autor escoge con pinzas
las palabras, que arroja sin piedad sobre el lector.
Un libro especial, escaso en su tipo. Despojado de almohadas que suavicen el golpe, nos empuja junto al protagonista a buscar entre la maleza al gorrión derribado y nos convierte en testigos incómodos de un acto impulsivo e irracional, tan propio de la niñez. “La vergüenza de confesar el primer error nos lleva a muchos otros”, dice la contraportada, citando a La Fontaine. Una lectura brutal pero tan bien construida y editada, que sobrecoge.

Publicado en RHUV Nº26

La playa de las conchas

 


recomendado-por-mediadores3
Por María Isabel Molina Valenzuela, periodista. Directora de Grafito Ediciones y socia de PLOP! Galería.

La playa de las conchas
Escritor: Shin Hye-Een
Ilustrador: Cho Eun-Young
Lectores Saposcat | 2016

Hoy Corea está nuevamente en el foco del mundo. Volvió a los titulares con la amenaza de la reactivación de un conflicto que dividió a un país en dos, dejando familias separadas por varias décadas y miles de muertos y prisioneros políticos. Esta historia dolorosa está en los libros de historia contada por políticos y otras voces del mundo adulto. ¿Pero cómo acceder al recuerdo de los niños, a su versión de los hechos? Conectar este relato protagonizado por un niño o niña con el público infantil no es tan fácil. Es más bien una proeza.
En el caso de La playa de las conchas, libro que llega gracias a la lúcida selección de Editorial Saposcat, la violencia espera agazapada mientras transcurre la historia. Antes de su aparición Shin Hye–Een, autor del texto, nos muestra el mundo de Yon Jae, el protagonista. Con algunas pinceladas, nos revela cómo era la vida antes de la guerra usando una estructura narrativa que separa cada episodio en un breve relato independiente: la casa del protagonista, sus paseos, la actividad de su padre y a otros integrantes de la familia como el hermanito o el abuelo y hasta sus comidas. Este es también un vistazo a la vida coreana, sus tiempos y prácticas cotidianas, hasta que irrumpe la guerra, los refugiados y el dolor. Los hombres de la casa se van. Desde ahí y hasta el final, ese pequeño se transforma e incorpora la herida de su historia personal y la de su país en una forma que no se revela, pero que está patente.
Este retrato, tan personal y tan universal a la vez, se complementa con la ilustración de Cho Eun-Young que se asemeja a los trazos infantiles: poco prolijos, con manchas o zonas de color más fuertes que otras y personajes con proporciones diversas. Desde esa mirada infantil se produce la fuerte conexión entre ilustración y texto, que en los pasajes sobre la brutalidad del conflicto y sus secuelas cobra gran expresividad. El autor de las imágenes, llenas de colores y texturas, logra un gran manejo de las emociones que muestra el libro usando una técnica compleja.
En el final, un rostro real nos revela que esta historia es verídica porque es la de miles y no solo en Corea, sino en cada lugar en que los conflictos están dejando a niños crecer solos o sin parte de su familia. Es un recordatorio de que los testimonios volverán una y otra vez como advertencia para evitar que la sociedad siga cayendo en el mismo espacio del horror.

Publicado en RHUV Nº26

Un espacio vacío

 


recomendados-comite

Un espacio vacío
Autor: Andrés Kalawski Isla
Ilustrador: Catalina Bu
Lectores Editorial Planeta| 2016
Clasificación: Literatura

Felipe, su mamá y su hermana acaban de mudarse a la casa de su abuelo. Felipe se va adaptando de a poco a su nueva vida, hasta que de pronto sus juguetes comienzan a desordenarse misteriosamente y oye extraños ruidos en la noche que no lo dejan dormir. Es aquí cuando Felipe decide investigar qué ocurre y descubre un piano fantasma en su habitación.
La obra es ágil y entretenida, toca temas interesantes como la separación de los padres y los cambios de casa, y el personaje principal es muy cercano: un niño normal, divertido, que comete errores, con lo que se logra involucrar al lector en la historia, quien querrá descubrir el misterio cuando antes.

Juul

 


recomendado-por-mediadores3
Por María José Tapia, coordinadora Programa de Biblioteca CRA y Fomento Lector de la Fundación Belén Educa.

Juul
Escritor: Gregie de Maeyer
Ilustrador: Koen Vanmechelen
Lectores Lóguez | 2009

Esta es la historia de Juul.
Un Juul que no merece palabras dulces, generosas o de amor. ¿Hay alguien que las merezca? Juul no. Y es que al parecer, está lleno de “defectos”: su pelo es rizado y rojizo, tiene una cabeza con orejas, ojos; tiene boca y voz; brazos, manos, piernas y pies que le ayudan a desplazarse, tocar y abrazar.
Seguramente piensas que tú tienes las mismas características y estas no son defectos. Pues al parecer te equivocas, sí lo son. Según “los otros”: el pelo de Juul es caca, su cabeza un huevo, sus orejas alas, sus ojos bizcos, su lengua y voz tartamuda, sus piernas torcidas e inútiles, sus manos sucias…
¡Qué raro! ¿Aún no te convenzo de lo malo de esta situación?
Juul, por el contrario, creyó en la verdad de estas palabras y cortó sus rizos, arrancó sus orejas, encegueció sus ojos, quemó su lengua, destruyó sus piernas y sus manos; hasta que perdió la cabeza. Porque has de saber que cuando se es tan imperfecto, no importa lo que hagas, cuando eliminas un defecto, alguno que queda en ti será mucho peor.
Y “los otros” siempre están dispuestos a poner al alcance de la mano algunos elementos necesarios
para el proceso.
Cuando Nora encontró a Juul, solo era un torso y una cabeza abandonada, y por supuesto quiso saber qué había sucedido. El lápiz y el papel fueron sus herramientas. Y la boca que una vez tuvo voz comenzó a escribir… y es que ya sabes, reconocer e integrar nuestra historia siempre nos puede salvar.
Esta es una dramática historia en formato de libro álbum, ilustrado con fotografías de un muñeco de madera, que a lo largo del libro va perdiendo sus partes, tal como relata la historia. A pesar de haber sido editado por tercera vez en el 2009, es un libro que dolorosamente sigue vigente, mostrándonos la vivencia del menosprecio y del maltrato, hasta llegar a la desintegración.
Un libro que todo mediador debe haber leído si quiere abordar con un profundo sentimiento de empatía la violencia escolar.

Publicado en RHUV Nº26

Dip. Más allá de la oscuridad

 


recomendado-por-mediadores3
Por Pilarica Echeverría, profesora de castellano y animadora de la lectura.

Dip. Más allá de la oscuridad
Escritora e Ilustradora: Eva Sánchez
Lectores Edelvives | 2016

Los miedos envuelven y amortajan al ser humano al punto de enceguecerlo y hundirlo en las profundidades de la oscuridad, donde termina perdiendo la razón.
La autora Eva Sánchez recurre a la leyenda catalana de los “dips”, perros lobos salvajes, que al igual que el chupacabras latinoamericano, se alimentan de la sangre del ganado. A través de esta figura nos habla del miedo y de la relación que el hombre tiene con este.
La voz de los dips, que son los protagonistas del cuento y que la autora tomó como símbolo del miedo, cuenta cómo los hombres les temen y cómo huyen cuando el “viento susurra” su nombre. Pero también nos revelan cómo actúan algunos adultos para proteger a sus hijos o cómo los enfrentan y creen que son capaces de dominarlos. Otros, en cambio, se subyugan y aprenden a convivir con ellos. Finalmente, hay hombres que se obsesionan, se enceguecen y actúan sin razón. Entonces las consecuencias son fatales, tal como ocurre en esta historia, que tiene un final escalofriante.
Las ilustraciones difusas, pero aplastantes, en colores que se mueven entre los grises y los negros sobre páginas en color sepia, transmiten magistralmente la sensación que produce el miedo. Las escenas de luces y sombras, de animales largos desplazándose por los aires, recogen la imagen de esos miedos que flotan, danzan y se desplazan en torno a uno y que a veces nos paralizan y otras nos levantan cual gigantes todopoderosos.
Pero no solo resalta el miedo en esta obra, también vemos cómo esta emoción, que ha sido personificada en unos lobos salvajes, amenaza y ataca al ser humano, lo subyuga y lo paraliza, tal como lo demuestran las ilustraciones cuyos seres se ven terroríficos. Es así como el lector se encontrará con una violencia sicológica mil veces más agresiva que la física, que lleva al hombre a actuar de manera irracional e impensada y que lo puede impulsar a cometer el acto más violento que puede realizar: matar.
No cabe duda de que Eva Sánchez logró su objetivo. Estoy segura de que cada lector que tome y abra este libro sentirá el peso de las imágenes e identificará la violencia que los miedos ejercen sobre él, que lo pueden llevar a actuar de maneras inesperadas.
El libro obtuvo el IV Premio Internacional Álbum Ilustrado 2015 que convoca la Editorial Edelvives.

Publicado en RHUV Nº26

Caperucita Roja


recomendado-por-mediadores3
Por Francisca Santibáñez, profesora de lenguaje y comunicación, profesional de apoyo de la coordinación de fomento lector y escritor de la Biblioteca de Santiago. francisca.santibanez.marambio@gmail.com

Caperucita Roja
Autor: Adolfo Serra
LectoresEditorial: Fondo de Cultura Económica | 2013

El ilustrador aragonés Adolfo Serra nos deleita con una nueva versión de la ya cientos de veces reescrita Caperucita Roja. En ella, nos demuestra con maestría que aún no está todo dicho. Esta es una historia sobre el miedo. El lector puede encontrarse en estas páginas consigo mismo, enfrentándose a ese miedo auténtico, profundo, que lo estremece todo, a través de unas sencillas pero significativas líneas de lápiz graso negro. El bosque es el lobo, la niña es una mariposa de acuarela y el miedo el protagonista.
Esta es una obra de arte lograda con excelencia que tiene la capacidad de conmover a lectores de todas las edades.

Romeo y Julieta

 


recomendado-por-mediadores3
Por María José Tapia Grüzmacher, coordinadora del Programa Bibliotecas CRA y Fomento Lector. Fundación Belén Educa.
mjtapia@beleneduca.cl

Romeo y Julieta
Autor: William Shakespeare
Ilustradora: Mercè López
Lectores Fondo de Cultura Económica | 2016

¿Te puedes imaginar una historia que siga siendo contada y recontada por 420 años? Esta es esa historia. Y es que el amor, no pasa de moda; menos aun cuando los amantes que la protagonizan han decidido cruzar la delgada línea que separa la vida de la muerte, con tal de estar juntos.
He aquí una nueva versión de esta gran historia, publicada por el Fondo de Cultura Económica para conmemorar los 400 años de la muerte de Shakespeare.
Romeo y Julieta, esta vez ilustrada maravillosamente por Mercè López, en una versión silente, sin texto más que el puesto al inicio a modo de introducción. Las imágenes juegan con la luz, oscuridad, color y detalles en el dibujo, para reflejar lo complejo del amor, el dolor y las emociones de esta historia.
Sigamos lo esencial del relato a través de las imágenes que nos presenta esta nueva
edición, tratando de poner en palabras lo que deberíamos estar mirando: dos familias poderosas de la misma ciudad están en pie de guerra, y la ilustración a doble página,
como es la presentación de todo el libro, muestra el enfrentamiento entre el blanco y el amarillo, mismos colores en las ropas de los amantes más adelante, en contraste como ajenos a la ciudad gris. Pero nuestros amantes no saben de eso, ellos sólo saben el uno del otro, distinguiéndose y cruzando miradas en medio de una masa humana negra y enmascarada. Nublados por el deseo y la omnipotencia de la juventud, están decididos a cruzar los muros que su entorno ha construido y estar juntos, es así que Romeo pasa de la oscuridad a la luz rosa del jardín de Julieta, apoyado sobre el rastro de un corazón. Han elaborado un plan y pedido ayuda para “poner a Dios de su parte” casándose en secreto, pero lamentablemente la suerte no estará de su lado, el odio ha instalado la desgracia en sus vidas, y es así que el cuerpo de los amantes se nos muestra rodeado, envuelto por espinas o serpientes espinosas durante toda la segunda mitad del libro.
El valor de esta obra radica en su condición de complemento de la obra
teatral, pudiendo ser claro ejemplo de ese poder que poseen las imágenes para generar y estimular el lenguaje, así como motivar a los jóvenes lectores, dentro de las posibilidades didácticas que la investigación literaria ha relevado. Es un libro que invitará al lector a ir a la obra escrita, a completar los vacíos que en la selección de las imágenes pueden haber quedado, pues siempre es necesario que las palabras nos contengan y guíen en la profundidad de los significados.
Ahora a seguir leyendo, pues ¡siempre vale la pena repetir las buenas historias!

Jane, el zorro & yo


recomendados-comite

Jane, el zorro & yo
Escritora: Fanny Britt
Ilustradora: Isabelle Arsenault
Lectores Salamandra| 2016
Clasificación: Literatura

El libro Jane Eyre se convierte en el refugio de Helène, una niña solitaria y acosada en la escuela por las que algún día fueron sus amigas; la historia de su heroína la aleja de la realidad. Helène, se ve obligada a realizar un paseo con su curso por cuatro días en los que se convierte en el centro de burlas, pero todo cambia cuando llega una compañera nueva, y la acompaña.
La historia es narrada en dos niveles, uno en blanco y negro, que es la historia de Hèlene y el otro a color, donde se desarrolla la historia de Jane Eyre. En el transcurso del libro, las delicadas ilustraciones en blanco y negro se van llenando de color en un desenlace en el que la protagonista toma fuerza.

En Algún Lugar


recomendados-comite

En Algún Lugar
Escritora: Fátima Fernández
Ilustradora: Alejandra Acosta
Lectores Zig-Zag| 2016
Clasificación: Literatura

Esta es la historia tras el vínculo entre un abuelo marinero y su nieto y lo que sucede con tras partida del abuelo.  Relación que trasciende lo físico, lo terrenal a través de un diálogo emotivo y constante entre el niño y su abuelo; hombre de mar, de caracolas, espuma y constelaciones.
Relato contado en primera persona que transita entre la mirada del niño y conmovedoras reflexiones en torno a la ausencia y de cómo los detalles y las vivencias compartidas permanecen en ese espacio secreto que existe en algún lugar.