Categoría: Noticias

Concurso innovación en mediación lectora

Mediación lectora y experiencias destacadas

¡Llamada a concurso!

Con el objetivo de fomentar, estimular y rendir homenaje a las experiencias más destacadas de promoción de la lectura es que nuestra Fundación Había Una Vez, con el patrocinio de IBBY Chile, Fundación SM y OEI Colombia, ha organizado el concurso “Innovación en mediación lectora”

Con esta iniciativa se rendirá homenaje a las buenas prácticas lectoras aplicadas por escuelas, bibliotecas, centros culturales, empresas, ONG y otros espacios culturales. A través del concurso se difundirán estas buenas prácticas, para que así otras entidades puedan replicarlas.

La inscripción es gratuita.

Más detalles y bases acá

¿Quieres participar?
Haz clic acá

Nueva alianza con TECHO

En nuestra constante búsqueda por difundir el placer por la lectura, y que este llegue a la mayor cantidad de gente, es que generamos alianzas con distintas instituciones con las que podamos complementarnos.
En ese contexto, esta semana nos reunimos con parte del equipo de TECHO y firmamos un acuerdo amplio de colaboración con el fin de implementar bibliotecas y puntos de lectura en las sedes comunitarias de los barrios que implementan.
En la firma de dicho convenio participaron Sebastián Bowen, director ejecutivo de TECHO junto a Andrés Godoy y Vicente Silva. Por parte de Fundación Había una Vez asistió nuestra Directora fundadora Rebeca Domínguez, junto a Magdalena Palma, Directora Ejecutiva.
Actualmente TECHO está trabajando no solo por entregar viviendas, sino también por implementar espacios comunitarios. Y en ese contexto es que se genera la alianza con Fundación Había una Vez, que a través de la implementación de bibliotecas, espera contribuir al desarrollo personal y comunitario de los vecinos de los nuevos barrios. Así, la biblioteca se constituirá como un espacio que permita articular e ir construyendo tejido social.

 

¡Nuestro número 26 ya está aquí!

Se acabó la espera y nuestro especial Violencia de la Revista Había Una Vez ya llegó. Lo lanzamos ayer en FILSA y muy pronto, nuestros suscriptores recibirán la versión digital en su mail.

Vimos el fruto del trabajo de este semestre ayer en el lanzamiento de nuestro especial de Violencia de la Revista Había Una Vez en FILSA. Nos llenó de alegría ver cómo el espacio se llenó de seguidores de la revista, quienes escucharon las charlas de Manuel Peña, quien se refirió a la Violencia en la LIJ y ejemplificó muestras de ésta en algunos libros, Hugo Hinojosa, que se refirió a la violencia en los libros infantiles e Isabel Molina, que a través de cuatro casos, evidenció la violencia en la ilustración literaria.

A algunos puede llamarles la atención el tema escogido; considerando que el mundo infantil, al menos intenta, alejarse de temas complejos, dentro de los que se incluye la violencia. Tal como dice nuestra Directora Ejecutiva, Magdalena Palma en su editorial: “No fue fácil enfrentar este número, sobretodo cuando uno cruza temas como violencia y literatura infantil y juvenil, que de manera preliminar parecieran no moverse en la misma frecuencia”.

La realización de este número implicó darnos cuentas de una serie de tipos de violencia que la literatura intenta abordar y de que esta temática ha estado presente desde siempre, y que ha ido modificando con el tiempo, comenzando con las crudas versiones de los clásicos de los hermanos Grimm, pasando por la edulcorada mirada de Disney, y llegando a lo que pasa hoy.

¿Qué está pasando? ¿Cómo se está abordando? ¿Cuál es la visión de las editoriales? Quiénes son los principales exponentes y más es lo que pueden descubrir en este especial, que realizamos con el cariño de siempre, y que nos encantaría compartir.

¿Quieres recibir nuestra versión digital en tu mail?

Suscríbete acá:  www.fhuv.cl/suscripcion

 

Última reunión de red del año

Esta semana, equipos directivos y de gestión de biblioteca de las nueve escuelas que conforman nuestra red, se reunieron en la biblioteca de la Escuela Rural de Huellahue para celebrar la cuarta, y última, reunión de red del año.

Los objetivos fueron varios. Principalmente, reunir a todos los equipos y orientarlos en la puesta en común de los lineamientos y criterios base para la instalación, desarrollo y fortalecimiento de acciones ligadas al programa de fomento lector de Leyendo en Red.

Los juegos también tuvieron un espacio. Los equipos vieron un tutorial orientado al uso de ellos en el aula y se acordó un plan para fortalecer el uso de las ludotecas presentes en cada una de nuestras bibliotecas.

Finalmente, se realizó una evaluación de lo que ha sido este año 2017 de acuerdo al desarrollo del proyecto. Los equipos trabajaron en esto, de manera grupal e independientemente.

Para nosotros es clave estar al tanto de su percepción de fortalezas y oportunidades; ponerlas en común y seguir así trabajando en red, como lo hemos hecho hasta ahora.

Una biblioteca en Huatacondo

Más de 1.400 kilómetros tuvo que recorrer el camión que trasladó los libros y muebles que conformaron la nueva biblioteca. Con esto, los niños podrán disfrutar de su nuevo espacio el que les abrirá un inmenso camino de conocimiento.

Huatacondo se encuentra a más de tres horas de Iquique, en la comuna de Pozo Almonte. El lugar está a la orilla del antiguo Camino del Inca y en medio de Pampa del Tamarugal.

En busca de que, pese al aislamiento geográfico, los niños del lugar puedan acceder a la lectura y el conocimiento, es que la Fundación Educacional Collahuasi nos encargó la implementación integral de la biblioteca para la Escuela Básica Unidocente de Huatacondo. Esto quiere decir que es dirigida solo por una profesora. En este caso, ella tiene diez alumnos entre primero y octavo básico.

Nos hicimos cargo del montaje del espacio, que cuenta con más de 300 libros y cuyo mobiliario responde a lo que la Fundación Collahuasi y la comunidad querían: un espacio lleno de colores alegres.

La profesora recibió la capacitación que la dejará preparada para hacerse cargo del lugar y de poder guiar a los alumnos. Además, ellos pudieron conocer su nueva biblioteca y se les contó un cuento en kamishibai.

No fue fácil; llegar a Huatacondo implica atravesar la quebrada Garganta del Diablo y pasar por los geoglifos de Tamentica. Es verdaderamente un lugar muy aislado.

Por lo mismo, nos alegra poder entregar un proyecto que llenará los días de los niños y la comunidad.

 

¡Ya casi está aquí!

Si no conoces nuestra Revista Había una Vez llegó el minuto de hacerlo. Nuestro número 26 ya está casi listo y con él te puedes enterar de lo que está pasando en el mundo de la LIJ, desde sus principales voces.

Leer la revista Había una Vez es viajar a un lugar en el que nos enteramos y entretenemos con lo que está pasando en el mundo que más amamos: el de la literatura infantil y juvenil

Sus páginas contienen reportajes, entrevistas, columnas, el trabajo de ilustradores y, por supuesto, recomendaciones de los mejores libros. Todo en torno a un tema central.

Los apasionados por la lectura para niños y jóvenes nos siguen desde el año 2012, cuando empezamos con la revista. El número que estamos preparando, tiene una importancia especial. Hace ya bastante tiempo que abandonamos nuestro antiguo formato de papel y, adaptándonos a los nuevos tiempos, decidimos ser un medio exclusivamente digital. En esta edición número 26 retomamos el antiguo formato y volveremos a ser una revista impresa. Nuestros seguidores podrán hojear el contenido de la revista en papel.

Pero no abandonaremos la versión digital. Todos los suscritos podrán también leer la revista a través de nuestra página.

Los últimos meses, hemos trabajado con mucho cariño para poder compartir con ustedes este nuevo número. Estamos casi listos, y la próxima semana nos vamos a imprenta. No es mucho lo que pueden ver en estas imágenes, ¡pero algo es!

¿Todavía no estás suscrito?

Hazlo acá: Suscripción

 

Las bibliotecas de aula en Melipilla ya comienzan a tomar forma

Estamos consientes de que la lectura comienza antes de la alfabetización. El proceso comienza con el leer imágenes, expresiones, las caras de los padres, etc. Atendiendo a esto es que nos alegra poder trabajar con niños de uno a cuatro años, en dos jardines de la comuna de Melipilla. Somos los encargados de armar sus bibliotecas de aula; el proyecto ya comienza a tomar forma.

Nuestro trabajo con jardines infantiles contempla dos establecimientos de la comuna de Melipilla; uno de ellos, “Mi mundo de esperanza” de la JUNJI y otro,”Pequeños poetas” de Integra. A través de la implementación de bibliotecas de aula, pretendemos acercar a los niños al mundo de la lectura desde sus primeros años. Entendiendo que el libro es una herramienta de desarrollo que además, favorece el vínculo afectivo entre el niño y el mediador.

La semana pasada, el proyecto comenzó a tomar forma. Trasladamos parte del mobiliario a los dos jardines. Estanterías, juegos y un suelo de goma fueron algunas de las cosas que llevamos. Los niños ayudaron con la instalación de los muebles, el orden y la limpieza.

La próxima semana, comenzaremos con las capacitaciones para los equipos directivos y docentes, a quienes entregaremos herramientas que les permitan entender lo fundamental que es su rol dentro de este proceso. Además, ya se comenzará a trasladar el fondo bibliográfico.

Fundación Había una Vez y Laboratorio Emilia: nace una alianza

¡Nos alegra poder contarles buenas noticias! Luchar cada día para hacer de este mundo un lugar con más lectores por placer no es tarea fácil; por eso nos alegra enormemente poder crear alianzas de colaboración con proyectos que trabajan por un objetivo común, y que, además, lo hacen así de bien. Este es el inicio de nuestra alianza con Laboratorio Emília

 

Laboratorio Emília ha creado una verdadera fábrica de contenidos dirigidos a la formación de mediadores de la lectura y lo ha hecho a través de una serie de cursos online y generación de contenidos, de parte de las voces más especializadas en la LIJ del mundo hispanoamericano.

La iniciativa nace del Instituto Emília, de Brasil, y de Neturity, de España y se apoya en una red de profesionales provenientes de América Latina, España y Portugal. Con todos ellos la idea es crear entornos de participación activa en el debate internacional. Dentro de esta propuesta colectiva entramos nosotros como Fundación Había una Vez. Ambas instituciones tienen objetivos comunes y la colaboración mutua permite aprovechar al máximo lo mejor de cada una.

Nos enorgullece poder iniciar un camino juntos, que creemos va a ser muy interesante para todos los que amamos los libros y nos apasionamos por la lectura y su poder. Esperamos poder realizar muchas iniciativas en conjunto, que busquen espacios de encuentro en la formación de mediadores de la lectura.

¡A celebrar!

 

Una gran visita: Beatriz Helena Robledo

Al trabajar con un propósito, con un sentido que hace que la labor vaya más allá de meramente cumplir con el trabajo, se hace fundamental distinguir el por qué y para quién trabajamos; pero además se hace indispensable reafirmar el propósito.

Como Fundación, luchamos por un país más lector; por uno en el que el leer sea un acto de placer. Queremos formar lectores críticos, creativos y conectados con su realidad. Esto conlleva un enorme trabajo que muchas veces no se ve, y que es importante ir refrescando en cuanto a ideas.

Es por eso que nos llenó de alegría la visita de Beatriz Helena Robledo a nuestra propia casa.

El equipo de Había una Vez se reunió con ella en una jornada de conversación e intercambio de ideas. Nos hizo reflexionar a través de la pregunta de por qué queremos que la gente lea y nos parece enriquecedor compartir su respuesta: “Queremos que la gente lea para que tenga recursos, para que aprenda a pensar, para que pueda insertarse en una cultura y pueda crear un sentido de pertenencia. La lectura desarrolla las capacidades compasiva y creativa; nutre y te hace más sensible de entender la realidad”.

Uno de sus principales consejos: compartir la lectura, que ésta sea un espacio de reflexión permanente y en grupo.

El encuentro fue absolutamente inspirador y en él, Beatriz aprovechó de firmarnos copias de su libro, recientemente lanzado  “El mediador de lectura. La formación del lector integral”, el primero de la colección Alas de Colibrí.

 

Celebramos nuestra tercera reunión de red del año

Nuestra labor no se remite a entregar proyectos; tenemos clara la importancia de acompañar a nuestros equipos de biblioteca en un camino que es largo, pero que va acompañado de mucho aprendizaje y sabemos que es clave estar ahí. La semana pasada, celebramos la tercera reunión del año, en una de las escuelas que comprende nuestro adorado proyecto “Leyendo en Red”.

Mientras la zona atravesaba un temporal, alrededor de 25 personas de nuestros equipos de las nueve escuelas de “Leyendo en Red” se reunían en la biblioteca del Complejo Educacional San Agustín para la penúltima reunión de red del año, y que tenía tres objetivos.

En un principio, analizar los resultados estadísticos del comportamiento lector. Sabemos la importancia que tiene manejar evidencia de datos para, con esto, tomar decisiones y presentarlas a los directivos a fin de año.

Por otro lado, potenciar la vinculación de recursos digitales con los servicios de bibliotecas. Alejandro Oyarce fue el encargado de moderar la conversación, en la que se analizaron los recursos digitales que se encuentran hoy presentes en las bibliotecas, como son los tablet. Se hizo entrega de tres afiches para cada equipo, el primero muestra 10 consejos para navegación segura de internet. El segundo, ¿esta noticia es falsa? busca ser un análisis sobre éstas, la idea es que el se mantenga la concepción de biblioteca que tenemos históricamente, a la que se acudía hace años en busca de información y sabíamos que ésta era impecable. Este recurso se encuentran hoy en internet. Las bibliotecas de hoy son híbridas. En ellas se encuentran no solo libros, también recursos digitales y esto es lo que el afiche trata de mostrar. El tercero, muestra la biblioteca pública digital, y guía en la forma de cómo utilizarla, es un instructivo.

Alejandro Oyarce, también puso al tanto a los asistentes de lo que está pasando en las bibliotecas escolares más desarrolladas; es importante que lo sepan.

Siguiendo la temática de los recursos digitales, se presentó la app Leyendo en Red, cuyo fin es crear usuarios autónomos, que no dependan de la bibliotecaria y se puedan mover libremente dentro del espacio de biblioteca.

Por último, se realizó la premiación de la IV versión del “Concurso del patrimonio” impulsado por #LeyendoenRed. Este año, la invitación fue participar por medio de un proyecto que asigne valor y destaque el juego o el deporte como parte de nuestra historia y patrimonio, darle una mirada como ritos colectivos que nos han convocado por generaciones y cuya huella perdura en la actualidad y que forman parte de nuestro patrimonio.

Es así como el Complejo Educacional San Agustín de Lican Ray, obtuvo el primer lugar del concurso, con la práctica del “Palin”, un juego ancestral que tiene un significado social y religioso para el pueblo Mapuche, que establece un vínculo con los valores culturales y permite la comunicación entre diversos territorios.