El antes y después de las bibliotecas

Llegamos hace cinco años al Liceo Oscar Bonilla en Antofagasta, con muchas ideas, sueños y proyectos. El programa consistía en la habilitación de una biblioteca, fondo bibliográfico, acompañamientos y asistencia educativa. Hoy, los 800 alumnos, todos de educación media, disfrutan en sus horas de fomento lector y en los recreos de este nuevo espacio.

Nuestra misión es promover el valor de la lectura a través de programas y acciones de fomento lector; una de sus formas: la implementación integral de bibliotecas. Creemos en la biblioteca como un espacio único que incentiva a niños, jóvenes y adultos a descubrir su individualidad y compartir su proceso de desarrollo y descubrimiento emocional, personal y social. Por ello desarrollamos una propuesta integral para cada proyecto de lectura en particular.

Las implementaciones realizadas por la Fundación Había una Vez incorporan la mayoría de las veces las siguientes etapas: diagnóstico, desarrollo conceptual, propuesta de diseño, propuesta de fondo bibliográfico, capacitaciones, acompañamiento y certificación.

Uno de nuestros proyectos, que empezó hace cinco años, y que hoy ya es realidad; es la biblioteca el Liceo Oscar Bonilla de Antofagasta. El proyecto incluía la implementación integral de una biblioteca, lo que significa diagnóstico, desarrollo conceptual, propuesta de diseño, mobiliario, insumos digitales (software de biblioteca, computadores e implementos multimedia), implementación del fondo bibliográfico general y por especialidades, capacitaciones, pasantías, acompañamiento mensual y certificación especifica para liceos técnico profesional.

FHUV junto con adquirir el fondo bibliográfico, presta orientación para seleccionarlo conforme a los requerimientos de cada establecimiento o institución, considerando variables tales como edad, áreas de interés, objetivos y presupuesto disponible, proyecto educativo, entre otras. Asimismo, llevamos a cabo una variada línea de talleres, capacitaciones y charlas para bibliotecarios, mediadores, padres, apoderados y profesores que apuntan a entregar herramientas valiosas para el fomento de la lectura. Por medio de estas actividades, buscamos potenciar el trabajo de todos los actores involucrados en el proceso educativo y crear lazos entre las personas vinculadas a la lectura y sus usuarios.

La biblioteca actualmente cumple un rol pedagógico, buscando respaldar el curriculum de las asignaturas y relacionándose con los docentes para alcanzar los objetivos de aprendizajes propuestos. Por otro lado, y en la linea de lo que se espera de una biblioteca escolar del siglo XXI  la biblioteca juega un rol proactivo con las horas de biblioteca para alumnos de primero y segundo medio, esta instancia busca que los alumnos generen placer por lectura. Todo lo anterior es el fruto de las diversas capacitaciones y acompañamientos que hasta el día de hoy se realizan mensualmente con los equipos de biblioteca y del equipo directivo del establecimiento.

Los 800 alumnos, todos de educación media, de este liceo público disfrutan hoy de la biblioteca y de las 25 bibliotecas de aulas, con muebles y libros en cada sala de clase, en sus horas libres y en el horario dispuesto para fomento lector.

A continuación pueden ver algunas fotos de la nueva biblioteca del Liceo Oscar Bonilla:

El antes y después

Alumnos del Liceo Óscar Bonilla disfrutando de su nueva biblioteca