⏪ ⏯ ⏩ de la animación en Chile

Un Oscar al mejor cortometraje (el primer Oscar obtenido por Chile), series animadas traducidas a 10 idiomas y distribuidas en más de 40 países, productoras que ganan concursos de ideas en los festivales más importantes de América y Europa, nuevas plataformas tales como Netflix apostando por creadoras jóvenes, series animadas que se estrenan simultáneamente en diferentes países y despiertan el interés de prestigiosas distribuidoras, co-producciones con canales panregionales (Cartoon Network, Natgeo, Disney), son solo algunos de los últimos logros obtenidos por la emergente industria de la animación chilena. Son muchos y no son casualidad.

Por Bernardita Ojeda, directora de Pájaro, productora de contenidos y animación.

REWIND. Cuando comenzamos a producir “Clarita”, (2002) la primera serie de animación en Chile realizada en TVN con el apoyo del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), no fue casualidad que desarrolláramos una serie de 22 capítulos de duración entre amigos/as ingeniosos y valientes sin experiencia pero dispuestos a poner la primera piedra. La industria de la animación no existía en nuestro país. Los guionistas, animadores y directores profesionales estaban, al parecer, solo en Disney o en Japón.

PLAY. Desde ese momento hasta ahora la situación ha cambiado radicalmente. Hoy existen más de 30 productoras de animación que desarrollan contenidos propios o servicios para cine y TV en Chile y el extranjero. Algunas de ellas están produciendo de manera constante e industrial, otras son más pequeñas y tienen mayores dificultades de subsistencia, pero todas ellas están trabajando intensamente por seguir creciendo y creando. Tenemos un festival de animación de talla mundial, CHILEMONOS, que en 7 años se ha transformado un punto de encuentro y difusión fundamental para la región. El año 2012 se formó ANIMACHI (Asociación Chilena de profesionales y productoras de Animación), que ha trabajado intensamente logrando incidir en las políticas de los fondos que nos apoyan y ha creado la marca CHILEAN ANIMATION que nos da visibilidad en los mercados internacionales más importantes de mundo, a los que asistimos apoyados por fondos del estado. Contamos con los fondos del CNTV, CNCA y CORFO que apoyan los proyectos en diferentes etapas de desarrollo, nunca suficientes, pero responsables de la existencia de la mayoría, sino de todos los proyectos de animación creados hasta el momento. Estamos co-produciendo, es decir, trabajando en conjunto con otros países, lo que significa un aprendizaje enorme y una mejora en los presupuestos, difusión y calidad de las producciones. Además, actualmente existen 7 universidades que imparten la carrera de animación y desde las cuales egresan más de 100 profesionales cada año con diferentes especialidades y variados talentos.

Como resultado de todo este trabajo, la animación chilena creció, se profesionalizó y se consagró con una producción con carácter propio y reconocible en todo el mundo. Y esto no es casualidad, es causa del intenso trabajo de muchos/as actores.

Películas, series y cortometrajes son los formatos más comunes que utilizan los creadores para contar sus historias. Las temáticas son variadas y van desde cápsulas de divulgación, videos educacionales, de rescate patrimonial, musicales, miniseries históricas hasta series de humor Cartoon como las que podemos ver en los canales infantiles más vistos del cable. La producción de series ha sido bastante constante en estos años y recientemente el formato de serieweb ha venido a refrescar el estilo de las propuestas. En la producción de cortometrajes podemos encontrar trabajos más personales de autores que exploran técnicas gráficas y de animación complejas para contar historias más oscuras y profundas. Y en el cine, después de diez años sin estrenos, actualmente se están realizando seis películas animadas, unas están en etapa de desarrollo y otras ya en plena producción, todas ellas con ideas originales de creadores locales e historias universales que pretenden conquistar el público familiar nacional e internacional.

PAUSE. Haciendo una pausa, el panorama actual parece bastante prometedor si pensamos en seguir trabajando y creciendo como lo hemos hecho hasta el momento, pero tenemos como país una deuda con nuestros creadores: Tenemos que ampliar el espacio que las pantallas nacionales dan a las producciones chilenas o bien  crear un espacio público de producción y exhibición como lo tienen otros países de Latinoamérica. Mientras en Argentina se transmiten nuestras series diariamente en varios horarios y en Brasil se han logrado éxitos comerciales que incluyen juguetes y merchandising, en nuestro país no contamos con espacios constantes y adecuados donde los niños puedan ver la producción local. Nuestros éxitos están sucediendo fuera de nuestras fronteras y nuestros niños no participan de ellos.

FORWARD. Seguir creciendo para la industria de la animación es una tarea que desafía a todos sus actores de diferentes maneras. A los canales a apostar por las producciones nacionales para generar y educar audiencias que permanezcan en sus pantallas, a las políticas de estado a que comiencen a considerar a la animación como una industria que, al igual que las tradicionalmente consolidadas, necesita de incentivos específicos para industria, normas internacionales y espacios de difusión, y a nosotros, los directores y productores, a seguir trabajando duro en productos audiovisuales originales, atractivos y de calidad que obtengan tanto o más logros que los obtenidos hasta ahora.

Historia de uno Oso. Ganadores de un Oscar en categoría cortometraje. Punk Robot.

Series web Personas Cetáceas, Abuelo Com y Niño surullo. Más de 100.000 suscriptores en Youtube. Marmota estudios

Petit. Co-producción Latinoamericana estrenada en tres países simultáneamente. Distribuida por Dandelooo, Francia. Pájaro.

Nahuel y el libro mágico. Película en producción. Carburadores.

Serie animada que cuenta con el financiamiento de Netflix para su etapa de desarrollo. Fernanda Frick.

Puerto Papel. Traducida a 10 idiomas. Zumbástico studios

La leyenda de Zeta y Ozz, co-producción con Cartoon Network. Typpo, Niño Viejo y Punkrobot.

Bernardita Ojeda es diseñadora, ilustradora y directora audiovisual. Es creadora y directora de “Clarita”, la primera serie animada producida en Chile y transmitida por TVN. Entre sus trabajos también se encuentran las series “Chanchiperri” y “Hostal Morrison”, ésta última emitida en toda Latinoamérica por Cartoon Network. Actualmente dirige Pájaro, productora de contenidos y animación. Su último trabajo es la serie animada “PETIT”, basada en el libro “Petit, El Monstruo”, de la destacada ilustradora argentina, Isol.