¡La lectura y escritura no tiene edad!

El viernes pasado nos reunimos con los adultos mayores de los hogares 3 y 7 de la Fundación las Rosas en la que fue la última sesión del taller que hemos realizado juntos todo el segundo semestre.

Con esto, finaliza todo el proyecto, financiado por el Fondo del Libro y que fue nuestra primera experiencia de fomento lector con adultos mayores.

En todo el proceso, pudimos comprobar cómo la literatura es necesaria en todas las etapas de la vida y que en la tercera y cuarta edad se evidencia que ésta juega un rol, por un lado de contención, y por otro, de ponerlos a ellos, los adultos mayores, como protagonistas.

En el último módulo se dieron las palabras finales y todos compartieron lo que había sido el taller para ellos.

Como regalo, se quedaron con una libreta y un lápiz, para que así puedan seguir escribiendo. Además, inauguramos el punto lector: una estantería con libros que se usaron en el transcurso de taller, sumado a algunos otros que fueron escogidos de acuerdo a sus gustos.

La evaluación final, tanto para el grupo de este semestre como el anterior, es muy positiva. Nos vamos con mucha alegría por todo lo aprendido.

Los adultos mayores son entes llenos de historia que, través de talleres como este, pueden expresarla al mundo.