Equipos de bibliotecas de liceos técnicos participan en pasantía sobre fomento lector y cultural

A fines del mes de julio reunimos a directivos, docentes y encargados de bibliotecas de establecimientos técnico profesionales de Antofagasta, Los Andes y Licán Ray para una Pasantía en Fomento Lector y Cultural en la ciudad de Santiago. En las jornadas se compartieron experiencias exitosas para fomentar la lectura en alumnos TP de educación superior.

Hoy en día, cuatro de cada 10 jóvenes eligen un establecimiento técnico profesional para continuar sus estudios de educación media. (SIES, 2015). Con estos datos a la vista, y tras dos años de trabajo con dos liceos técnicos de Antofagasta es que entre los días 24 y 27 de julio se llevó a cabo la Pasantía “Fomento Lector y Cultural para jóvenes en Liceos Técnicos Profesionales” en alianza con Fundación Luksic. La pasantía contó con la participación de los equipos de Biblioteca de los liceos Óscar Bonilla y La Portada de Antofagasta, del Instituto Pascual Baburizza de Los Andes y del Complejo Educacional San Agustín de Licán Ray. Los encargados de los cuatro establecimientos se reunieron para compartir experiencias y reflexionar sobre iniciativas exitosas de fomento lector y cultural. La actividad comenzó el lunes 24 de julio con una inducción realizada por FHUV en que
se plantearon los desafíos de fomentar la lectura en estudiantes de educación media TP con énfasis en el fomento cultural. Con tal objetivo a la vista, durante la tarde asistimos a una visita guiada al Centro Cultural Palacio La Moneda. Mientras recorríamos la exposición de Andy Warhol, Macarena Murúa, Coordinadora del Área de Exposiciones, fue mostrando y explicando las distintas áreas de trabajo del lugar, el enfoque del área educativa y las metodologías que se emplean. El segundo día el objetivo era centrarse en fomento lector, apuntando a la lectura por placer y la importancia del mediador. Para comenzar las bibliotecarias participaron de una sesión de coach orientada a fortalecer sus habilidades blandas y a visibilizar tanto las dificultades como las profundas transformaciones que puede generar en otros el trabajo de la biblioteca. A continuación participaron de una reunión de trabajo en fundación Luksic, donde se presentaron los resultados del estudio realizado al proyecto Leyendo en Red. El estudio demuestra que en los establecimientos en que trabajamos para promover el “placer de la lectura”, los resultados del simce son significativamente mejores que en otros establecimientos de similares características que no cuentan con el programa. Durante la tarde se visitó la Biblioteca de Santiago, donde Flor Toledo, Encargada de la Sala Juvenil, dictó una interesante charla sobre fomento lector en jóvenes. El día miércoles la reflexión se centró en qué pueden hacer los padres para ayudar a sus hijos a tener éxito en los centros educativos. Como un referente en este tema visitamos el Instituto Pascual Baburizza de Los Andes, cuyo modelo de fomento lector vincula a la familia de los estudiantes, entendiendo que ellos son personas clave en el desarrollo de sus hijos.

Cerrando la pasantía, el día jueves se visitó la Biblioteca Nacional, donde Marco Jiménez, del Área de Extensión Cultural dio a conocer la función que cumple la biblioteca como depositaria del patrimonio nacional y nociones sobre la gestión de dicho patrimonio. Durante la visita recorrimos desde el Departamento de Atención a Usuario hasta el Departamento de Procesos Técnicos, lo que dio cuenta a los visitantes de los distintos ámbitos de trabajo asociados a la gestión diaria de la biblioteca. La semana de pasantías fue intensa, de mucho trabajo y esfuerzos de coordinación, sin embargo permitió encontrar inspiración para seguir trabajando: “Muchas veces, la biblioteca es el único lugar donde los estudiantes pueden acceder a la cultura. Puede funcionar como puente hacia ella a través de exposiciones, ciclos de cine y mostrando las distintas realidades del mundo”, explicó Alejandro Oyarce, Coordinador de Proyectos de nuestra Fundación. “La lectura por placer no sólo da herramientas a los alumnos para desenvolverse en la vida, también redunda en los resultados escolares. El desafío es cómo involucrar a la familia y vincular a los profesores”.