Las mariposas de la biblioteca

El proyecto Mariposa es una iniciativa de fomento lector de la profesora y actual encargada de biblioteca infantil, Inés Rojas, que consiste en observar de principio a fin el ciclo de vida de una mariposa. Con la ayuda de una lupa y del maravilloso mundo que encierran los libros informativos y también literarios, además de la enorme curiosidad que despierta un fenómeno de la naturaleza en los niños, este proyecto es la viva prueba de que la ciencia puede transformar el saber en el placer por leer. Y viceversa.

Por Inés del Carmen Rojas Profesora de educación básica y encargada de la biblioteca infantil del colegio Institución Teresiana, de Santiago

FHUV finalIlustración de Itza Maturana

El proceso lector y los rápidos cambios que las prácticas lectoras están experimentando en estos tiempos son factores que invitan a realizar una reflexión pedagógica sobre el actuar docente dentro de la biblioteca infantil, especialmente en la práctica diaria. Debido a ello, les mostramos esta propuesta didáctica que ha tomado como base la incursión sobre la utilización de textos informativos como herramienta de estímulo para el hábito lector y multiplicador de las oportunidades de los niños para construir su conocimiento y abrir su mente. todo ello unido a un proyecto de acción, observación e intervención.

El proyecto Mariposa
Esta iniciativa consiste en asomarse al misterio de la vida como un milagro de transformación permanente que despierta el asombro, invita a socializar, leer, escribir, investigar, cuidar, saber esperar… Y prepara las alas del corazón, para dar libertad a un ser vivo, en este caso la mariposa, que embellecerá la naturaleza, La idea surge de unir conocimientos, a través de los libros y la observación, de manera entretenida, experiencial y práctica. Criar mariposas y conocer su ciclo de vida de principio a fin fue el gran desafío pro- puesto a los niños.
Usando los libros informativos sumados a la ilimitada curiosidad de los niños, se siguieron todas las fases de este ciclo vital. Uno de los objetivos iniciales era vincular los contenidos de dos sectores de aprendizaje de los segundos básicos (Ciencias Naturales y Lenguaje y Comunicación). Las unidades que más se acercaban al tema y que se integraron armónicamente eran “Hábitats y ciclos de vida de algunos seres vivos”, para identificar ciclos de vida de algunos animales, y “Leo un artículo informativo”, para reconocer las características del texto informativo, respectivamente. Además, los niños fueron invitados a incursionar también en la lectura complementaria del libro La cuncuna Filomena, de gisela Hertling.

“La idea surge de unir conocimientos, a través de los libros y la observación, de manera entretenida, experiencial y práctica”

El libro informativo, solo para curiosos empedernidos
El texto informativo podría ser definido como “una puerta abierta al mundo y a las realizaciones humanas y, por tanto, un elemento de culturización incuestionable que, además, puede contribuir a la consolidación del hábito lector en aquellos niños y jóvenes que no se sienten atraídos por los libros de ficción y que, en cambio, sienten más curiosidad por el mundo que les rodea” (Mónica Baró, 1996). otra definición más explícita (Borda, 1996) es que el libro de no ficción es aquel que permite la aproximación al conocimiento de cualquier ámbito del saber humano, estimulando la curiosidad por saber más. En resumen, diríamos que es una puerta abierta al mundo y a las realizaciones humanas; un elemento de culturización incuestionable y contribuye a la consolidación del hábito lector.

La clave del libro de no ficción es compartir el conocimiento
En este proyecto se utiliza el texto informativo como un guía para la promoción de la lectura de los niños, que les permite disfrutar, conocer, relacionar y comprender el mundo que les rodea, ya que les provee información que conduce a descubrir con sentido de asombro y fascinación. Así, leen, descubren y dominan un tema, dándoles así una satisfacción personal. Además, nos muestra modelos de pensamiento analítico (el conocimiento) y a menudo sirve como punto de partida para inquietudes que duran toda la vida (Carter, 2007). Así mismo, se necesita de un guía que les transmita a los niños sugerencias relacionadas con algunas temáticas de interés personal y, además, pueda vincular e integrar las distintas disciplinas de ese mismo tema; para que el lector se dé cuenta de que el conocimiento es un todo significativo, que solo cobra sentido, si se socializa y comparte con otros interesados.
Es importante recordar que la promoción de la lectura con materiales informativos favorece el paso de la lectura literal a la lectura comprensiva crítica. En otras palabras, lleva a los lectores hasta el alto nivel de sus habilidades y competencias, contemplando siempre las posibilidades que brinda el vincular el placer de leer con el placer de saber (gonzález, 2011), mediante una lectura integradora donde las áreas del currículum Lenguaje y Ciencias Naturales puedan dialogar, enriquecerse y potenciar nuevos aprendizajes que perdurarán por siempre.

FHUV mariposa

El perfil de los participantes
Para el desarrollo de esta propuesta didáctica de lectura, se seleccionó a un grupo de alumnos de segundo básico, compuesto por 32 niños de alrededor de 7 años, ya que son estudiantes que ya son capaces de dominar el ejercicio básico de la lecto-escritura. Además, se caracterizan por ser un grupo que demuestra una constante motivación por conocer, investigar y compartir sus aprendizajes. se buscaba niños comunicativos, expresivos y cercanos; ingeniosos a la hora de crear y compartir sus aprendizajes; demandantes a la hora de obtener resultados.

“El libro informativo es un guía que permite disfrutar, conocer y comprender el mundo que nos rodea y que provee información asombro y fascinación”

Nació la motivación
Durante la hora de recreo, muchos alumnos frecuentan la biblioteca. En uno de esos encuentros, los niños trajeron a la biblioteca infantil unas orugas que habían encontrado entre las plantas. Fue una gran novedad porque no conocía esas orugas y, en época de invierno, es poco frecuente observar mariposas debido a las bajas temperaturas. Les solicité que me invitaran al lugar donde las habían encontrado y me percaté del gran número que había de esta especie y que se encontraban en distintas etapas de desarrollo. Luego, había un taller con un segundo básico y los niños comenzaron a preguntar qué eran esos seres vivos y de dónde venían. Los invité a participar del proyecto Mariposa para trabajar con libros que se encontraban en la biblioteca y que podrían servir para investigar o para conocer sobre ellas. Ahí, encontramos ejemplares de textos informativos sobre insectos y textos literarios sobre las orugas y las mariposas. Luego, como forma exploratoria, se constataron los conocimientos previos de los alumnos respecto a las orugas y las mariposas por medio de una rueda de preguntas.
Los niños algo sabían sobre estos insectos, pero ante la pregunta de lo que deseaban aprender sobre ellos, surgieron otras: ¿Cómo se reproducen?, ¿qué comen?, ¿Dónde van cuando nacen?, ¿Cómo crecen?, ¿Cómo se forma el capullo?, ¿todas comen el mismo tipo de hojas?, ¿En cuál estación del año nacen?, ¿De qué color son sus alas?, entre otras.

Los libros, los grandes compañeros
Hasta aquí, ya se iba dilucidando la parte preliminar. Y todo ello dio pie para que las investigaciones del proyecto de las mariposas se realizaran con exploración directa de las orugas en su hábitat y con el apoyo de una lupa, pero además con la lectura de diversos textos informativos como Insectos, de Bárbara taylor, Invertebrados Enciclopedias Español Invertebrados Obras ilustradas, de george Else, La gran enciclopedia de los insectos, de Christopher o ́toole, La mariposa y la oruga (Colección Ciclos vitales), de Watts Barrie, entre otros. Pero también tuvieron cabida algunos literarios: La pequeña oruga glotona, de Eric Carle, La cuncuna Filomena, de gisela Hertling, y El taller de las mariposas, de gioconda Belli.
De los conocimientos adquiridos tanto por la revisión bibliográfica como por la aplicación de algunas etapas del método científico (focalizar-explorar-reflexionar- aplicar), los niños utilizaron diferentes recursos de lectura para descubrir, por ejemplo, que el nombre científico de esta oruga es Pieris brassicae, que es una especie introducida y que habría llegado en un barco al puerto de Valparaíso de Chile desde donde logró reproducirse. Durante la hora del cuento escucharon La cuncuna Filomena, a la que durante el relato le suceden transformaciones (metamorfosis) y cuando se transforma en mariposa vuela y conversa con el sol. Una vez que terminaron de escuchar, vinieron los comentarios e interrogantes. ¿De dónde surgió la oruga?, ¿Por qué le suceden estos cambios?, ¿Cuándo no necesita de comida?, ¿Cuánto tiempo transcurre de capullo a mariposa? Un grupo dibujó las escenas de la historia y mostró su creación, los demás compañeros completaron la información escribiendo cada una de las etapas que reconocían. Para concluir, se dio un tiempo para la creación literaria de cómo comprendieron dicho proceso.

“Este proyecto no hace más que reafirmar que la biblioteca es un espacio para compartir, socializar y construir sentido entre todos los lectores”

La primera mariposa
Y, por fin, nació una mariposa en la biblioteca infantil y fue motivo de gran alegría para cada uno de los niños. Estaban sorprendidos de su color, tamaño y belleza. Como este momento fue mágico, la noticia fue difundida a otros niños, quienes llegaban expectantes a ver lo sucedido, en un clima de silencio, respeto y sorpresa. tuvimos a este ser alado, tres días y para que se alimentara lo pusimos en un arreglo floral. Enternecedora fue una niña que trajo de regalo una flor para que la mariposa comiera. Con esta flor fue donde los niños vie- ron cómo aparecía la espiritrompa (aparato bucal de los insectos).
Al tercer día liberamos a la mariposa para que volara en libertad. Los niños se despidieron de ella, como un ser especial, bello, frágil y maravilloso.
Este proyecto no hace más que reafirmar que la biblioteca es un espacio para compartir, socializar y construir sentido entre todos los lectores. Un lugar donde todos nos involucramos y celebramos. Además, queda constancia de que los libros son grandes aliados de la ciencia, de la naturaleza y de la curiosidad. Los objetivos de esta iniciativa se cumplieron a cabalidad e, incluso, la comprensión lectora y la observación del proceso de metamorfosis les permitió experimentar sensaciones de asombro, sorpresa, gratitud… finalmente, el agradecimiento al milagro de la vida.

Extracto del trabajo Final de Máster “Literatura infantil y juvenil”, de la Universidad Autónoma de Barcelona, de Inés rojas.

Publicado en RHUV Nº25