Isol: viaje a su mundo de libros

se llama Marisol Misenta, pero la realidad es que todos la conocemos como Isol. Dibujante y autora integral de libros ilustrados (textos y dibujos) argentina, tras pasar por la carrera de Licenciatura en Arte, en la UBA, de Buenos Aires, dedicó su talento a la ilustración de prensa y libros. su vida transcurre en su ciudad natal, dedicada a los libros, la ilustración, las letras y la música (¡también es cantante!). Su estilo literario personal, reconocible a la legua, irónico y a la vez sutil, la ha hecho merecedora de un buen número de premios como el Astrid Lindgren Memo- rial Award (ALMA), otorgado por el gobierno de suecia, en 2013, y como finalista del Hans Christian Andersen Award (IBBY) (2006 y 2007). Pese a su apretada agenda, nos concedió unos minutos para contarnos todo acerca de los libros que más le gustan.

Isol2

El mejor regalo literario para un niño
Contagiarle el disfrute de las narraciones, compartiendo cuentos y libros ilustrados desde un lugar de interés genuino de parte del adulto, como un espacio de juego y aventura para ambos. ofrecerle, además, una variedad según el interés del niño, que tenga calidad literaria (y plástica, si se trata de los libros ilustrados).

Un libro que hace reír
Debo aquí defender a la gran subestimada del campo literario: la historieta. Con Astérix y Obelix (goscini-Uderzo), Mafalda (quino) o Calvin y Hobbes (Matt groening), risas aseguradas y cerebros despiertos.

No se puede evitar llorar con este libro
Me cuesta llorar con los libros, pero libros-álbum emocionantes y tristes puedo recomendar: El pato y la muerte (Wolf Erlbruch) y Flon Flon y Musina (Elzbieta)

Para cautivar a un adolescente no lector
El idioma de los gatos y otros cuentos, de theodore sturgeon, Crónicas marcianas (ray Bradbury)
o novelas de aventuras como Las minas del rey Salomón (H. rider Haggard). también libros-álbum como Emigrantes (shaun tan) e historietas como El Eternauta (oesterheld/solano López).

Un libro que no falte a la hora del cuentacuentos
Alguno para contar por capítulos uno por día. Mi papá nos contaba Los caballeros de la Mesa Redonda (una versión simplificada de la colección robin Hood) y El cascanueces y el rey de los ratones (E. t. A. Hoffman). Los dos llevan a mundos fantásticos y misteriosos.

Mi mejor novela juvenil
No leo mucho ese género, pero adoro La historia sin fin. Para más grandes, tal vez, El libro de todas las cosas, de guus-Kuijer, y El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon.

El ilustrador que más me gusta
Wolf Erlbruch, de Alemania, autor de El pato y la muerte y La señora Meier y el mirlo. Pero tengo muchos ilustradores amados: Beatrice Allemagna (Italia), Kitty Crowther (Bélgica), Anne Herbauts (Bélgica), olivier Douzou (Francia)…

La biblioteca donde encuentro todo
En realidad es un desorden porque es la mezcla de todas la bibliotecas de mi casa (en mi estudio, en el living, en el sótano), la de mis padres, la de mis niños… a veces, termino buscando los títulos e imágenes en internet para ahorrar tiempo si quiero consultar algo. Y, a veces, buscando una cosa, encuentro libros que no recordaba tener y es una linda sorpresa.

El libro que hoy tengo sobre mi velador
Demasiada felicidad, de Alice Munro. Cuentos duros y a la vez enternecedores, con personajes femeninos lejos del estereotipo superficial. Atrapante.

Publicado en RHUV Nº25