Youtubers: de la web al papel

Los seguidores de los youtubers son incondicionales. Siguen a sus ídolos hasta el fin del mundo. Por eso, si un youtuber, con millones de seguidores, publica un libro en papel, los lectores/compradores están asegurados. Aquí vemos cómo estos creadores de historias cotidianas en videos y sus fans han revolucionado el mundo editorial. ¡Pasen y vean!

Por Ana María Álvarez, licenciada en Letras Inglesas, de la Universidad Católica de Chile

En 2014, los youtubers eran aún un fenómeno nuevo para el mundo adulto. Por eso, el anuncio de la editorial Penguin Random House sobre la publicación de su novela Girl Online provocó sorpresa en general, pero especialmente por la respuesta de los adolescentes, que se abalanzaron a adquirir el libro. Zoella (el nombre que usaba la británica Zoe Sugg) era una celebridad en internet, subiendo videos en los que hablaba acerca de su vida o haciendo tutoriales de maquillaje y moda. La joven había conseguido miles de seguidores, miles de personas que querían verla a través de la pantalla vertiendo sus opiniones.

La publicación de Girl Online se vio opacada inmediatamente por la polémica que se generó cuando se reveló que Zoella no era la única autora. La editorial había contratado a la escritora Siobhan Curham, para que fuera la coautora del libro. Sin embargo, esto no impidió que el libro vendiera 78.000 copias en su primera semana, cinco veces más que 50 Sombras de Grey en su debut, superando a autores como J.K. Rowling y Dan Brown. Ante este éxito sin precedentes, la editorial le pidió una secuela, que fue lanzada en 2015, ambientada seis meses después de la novela original. La tercera parte será publicada a finales del 2016. Incluso su hermano, Joe Sugg, se ha sumado a la tendencia, publicando una novela gráfica, la cual también contó con un equipo de escritores e ilustradores de la editorial.

ilustreta HUV
Ilustración de Jorge De la Paz

Los comienzos de una auténtica revolución
El fenómeno youtuber surgió a principios de 2005, con la masificación de YouTube, el portal que permite subir y compartir videos. Jóvenes que dedicaban su tiempo a expresar sus opiniones y hablar frente a una cámara web se transformaron en las celebridades 2.0. El formato, conocido como video-blog o vlog, se transformó en un éxito mediático. Histriónicos, divertidos y carismáticos, los youtubers arrasaron desde el primer momento entre los adolescentes. Inauguraban a mediados de la década pasada una nueva era, ya que permitía a los creadores de los videos tener un contacto cercano con sus seguidores, quienes podían dejarles comentarios o seguirlos en otras redes sociales, como Twitter o Instagram, que aumentan la interacción directa entre el youtuber y sus seguidores. Los autores también se hicieron eco rápidamente de esta forma de comunicarse: John Green, por ejemplo, autor de Bajo la misma estrella, Ciudades de papel y Buscando a Alaska, entre otros, mantiene varios canales en YouTube desde 2007, en conjunto con su hermano Hank. Es el caso de quien, sin volcar su trabajo en internet, ha sabido aprovechar la cercanía que supone la red con sus lectores adolescentes.

“Un formato conocido como video-blog o vlog se transformó en un éxito mediático: histriónicos, divertidos y carismáticos, los youtubers arrasaron”

De fácil producción
El formato era sencillo. No necesitaban escenarios o iluminación elaborada, bastaba con una cámara y un lugar dónde grabar. Sin necesidad de un equipo sofisticado, cualquiera podía subir un video y transformarse en la próxima estrella de YouTube. Los canales más seguidos cuentan con millones de suscriptores, audiencia que para las generaciones acostumbradas a los medios tradicionales es toda una revolución.

Las estrellas del siglo XXI
Esta nueva forma de comunicación se inició en el mundo anglosajón, pero el mundo hispano no tardó en seguir sus pasos. Jóvenes españoles y latinoamericanos empezaron rápidamente a subir sus videos. Algunos, daban su opinión sobre situaciones de la vida cotidiana; otros, se mostraban jugando videojuegos.
Dentro del fenómeno también aparecieron los booktubers, youtubers cuya pasión era hablar de libros y temas relacionados. Aprovechando las ventajas de su canal, los jóvenes habían encontrado una forma completamente diferente de expresarse. Inmediatamente anterior a esta fiebre, los blogs eran el medio preferido por los jóvenes, pero la generación selfie buscaba un formato más acorde para comunicarse.

De youtuber a escritor
Al igual que otras celebridades, los youtubers buscan convertirse en una marca. Zoella, por ejemplo, lanzó una línea de maquillaje poco antes de publicar Girl Online. Los libros escritos por estos nuevos autores aparecen como los más vendidos en los rankings de medios internaciona- les. Debido a su fama, era esperable que pasaran de la pantalla a la palabra escrita, con tanto éxito como sus homólogos más tradicionales.
Después del éxito de Zoella, otras editoriales se acercaron a los youtubers más queridos por los usuarios para ofrecerles contratos literarios. Connor Franta, youtuber estadounidense, publicó en 2015 su memoria A Work in Progress, en la que narra su búsqueda de identidad y cómo YouTube lo ayudó a desarrollarse como artista. Tyler Oakley, también estadounidense y conocido por su activismo LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales), publicó Binge el mismo año: una serie de ensayos acerca de diversos temas, incluyendo la homosexualidad y la fama que viene de la mano de YouTube.
Por supuesto, el mundo hispanohablante no se quedó atrás. Durante el 2015, los vlogueros es- pañoles más seguidos empezaron a lanzar sus propios libros. ElRubius, AuronPlay y Vegetta77 han publicado sus libros con éxito, instalándose entre los más vendidos, tanto en España como Latinoamérica, incluido Chile.

gnacio Rebolledo, Community Manager de la editorial Planeta, señala que los libros de los youtubers suelen ser un reflejo de ellos mismos. Mientras Zoella discutía sus problemas de ansiedad, la protagonista de su novela sufría lo mismo. Tyler Oakley, conocido por su humor y sinceridad, escribe ensayos honestos sobre su vida después de la fama. PewDiePie, el youtuber más seguido del mundo, publicó un libro ilustrado con irónicos consejos (Este libro te quiere).
Rebolledo señala que con las redes sociales, el público lector ha encontrado formas de acercarse a las editoriales. Mientras que antes se le preguntaba al librero cuándo llegaría un libro, ahora los mismos jóvenes se acercan directamente a las editoriales y distribuidoras.
También menciona el fanatismo que se produce. “Me ha tocado ver en firmas de libros cómo los padres de los niños les agradecen a los youtubers lo que hacen por sus hijos”, comenta. En el proceso de publicar, el encargado de Comunicaciones de Planeta señala que las editoriales se acercan a los youtubers para ver si tienen alguna idea que podrían escribir. Después, los reúnen con un equipo de editores, ilustradores y diseñadores para ayudarlos en el proceso de crear un libro.

El fenómeno Garmendia
Actualmente, el chileno Germán Garmendia es el segundo youtuber con más seguidores en el mundo. Su canal tiene más de 28 millones de suscriptores y su éxito le permitió trasladarse a Estados Unidos para avanzar en su carrera, produciendo música y videos. Para él, YouTube es la plataforma que le permite hacer lo que le gusta y acercarse a sus fans. En diversas entrevistas, ha declarado que no le interesa traspasar sus videos a la televisión. Si bien en un comienzo se había negado a escribir un libro, este año la editorial Alfaguara publicó #Chupaelperro, en el que el youtuber da consejos a su audiencia juvenil, intercalándolos con anécdotas de su vida.

“Las editoriales se acercan a los youtubers para ver si tienen alguna idea que podrían escribir. Después, se reúnen con un equipo de editores, ilustradores y diseñadores”

A pesar del éxito de ventas de estos libros, la crítica se encuentra dividida. En abril de este año, los booktubers May R. Ayamonte y Esmeralda Verdú publicaron una novela escrita en conjunto, Besos entre líneas. El libro fue duramente criticado en internet, tanto por el contenido como por los errores gramaticales y ortografía. Actualmente, su nota promedio en GoodReads, un sitio para compartir opiniones sobre libros, es de 1.7. Esto no ha impedido que la obra sea un éxito en ventas en España.

Leer para entretenerse
Angie Figueroa, bloguera y booktuber chilena, cree que este fenómeno puede ser un paso para que los jóvenes lectores lean otro tipo de libros. Comenta que con ellos, los youtubers apuntan a su público de internet, con bromas internas que han surgido en sus videos. Sin embargo, señala que es importante dejar los prejuicios de lado: “No porque sean escritos por youtubers implica que sean malos”, dice Angie, argumentando que uno de los propósitos de los libros es precisamente la entretención.
“Algunos tienen cosas interesantes, como en el de Zoella, que habla de los daños de las redes sociales”, cuenta la bloguera. La fama en internet es un tema recurrente, al igual que los peligros de las redes sociales y su control sobre la vida. Para Ignacio Rebolledo, “esto es una muestra del cambio generacional”.

#Chupaelperro, de Germán Garmendia
Por María Eugenia Coeymans, socióloga, escritora de literatura Infantil y ex presidenta de IBBY Chile.
chupaelperro
Germán Garmendia, youtuber con más de 28.000.000 de seguidores en el mundo de
su canal Hola, soy Germán, quiere con su libro #Chupaelperro, “ayudar a incentivar la lectura”. Muchos de sus fans púberes y adolescentes sostienen no haber leído nunca. Germán confía en que este libro inicie un proceso lector. En él, el youtuber se dirige a los jóvenes como a un adulto cercano, usan- do un lenguaje mimético. De hecho, el título viene de una frase que el joven utiliza en sus videos para decir “vete al diablo”. Proporciona “germansejos” de su propia experiencia, consejos de cómo comportarse en distintas situaciones. Un 90% de estas recomendaciones conduce a un camino que estimo deseable por muchos padres, para sus hijos. Como Carl Rogers, invita a ponerse en los zapatos de quien se quiere ayudar. No así el 10% restante, especialmente el “Fúgate con tu novi@”, pues en su público hay una mayoría de menores de edad. Los “germansejos” son lugares comunes que apelan a la razón y emoción del lector; usan la @ inclusiva de género pero, el lenguaje no literario, alejado de la RAE, parece más orientado al público masculino, ese de “pelo en pecho” a quien se dirige en algunos de sus videos. Por último, un “germansejo” final: “todos los sueños son posibles si dejas de poner excusas y trabajas duro”.

besito en la frente
Besito en la frente, de Valentina Villagra. Ed. Planeta
Con el subtítulo “Un libro dulcemente flantástico”, la chilena Valentina Villagra presenta un libro lleno de actividades y juegos para sus fans (a los que cariñosamente llama “flanes”). Consejos y propuestas para tener una vida más alegre, acompañados de las ilustraciones de Marko Torres, hacen del libro una experiencia interactiva.

Rubius
Virtual Hero 2, de ElRubius. Ed. Planeta
Después del éxito de su primer cómic, el vloguero español ElRubius regresa con la segunda parte: La torre imposible. En un mundo en que los universos de los videojuegos son reales, es necesario un héroe virtual para salvarlos a todos del caos en que están sumidos. Junto a sus amigos virtuales, Rubius debe resolver un gran misterio.

girl online
Girl Online, de Zoella. Ed. Montena
La novela de Zoe Sugg relata la historia de Penny, una adolescente británica normal que termina envuelta en problemas cuando su blog se hace viral al contar su encuentro con Noah, un músico. Sin embargo, la fama virtual demuestra ser más complicada de lo que Penny esperaba.

este libro te quiere
Este libro te quiere, de PewDiePie. Ed. Malpaso
El youtuber más popular del mundo publicó un libro con frases inspiradoras ilustradas. Algunas son serias, otras no: “No quieras ser tú mismo. Sé una pizza. Todo el mundo adora la pizza”. Centrado en el diseño gráfico, busca despertar la simpatía de los fans, quienes seguramente disfruta- rán con los chistes del vloguero.