Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo

 
aristoteles-y-dante-post


recomendado-por-mediadores3
mj-tapia-perfil
Por María José Tapia Grüzmacher, Coordinadora Programa Bibliotecas CRA y Fomento Lector. Fundación Belén Educa. mjtapia@beleneduca.cl

Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo
Autor: Benjamin Alire Saenz
Lectores avanzadosPlaneta | 2015

“Para todos aquellos que han tenido que aprender a jugar con otras reglas”, dedica el autor al comenzar el libro. Y es que la búsqueda de quienes somos, es la gran tarea del ser humano, pero cuánto más ardua es esta búsqueda, cuando las reglas cambian y los caminos parecen distintos a los que recorren todos y que suponen ser los correctos.
Ambientada en Estados Unidos, la novela relatada en tiempo presente y en primera persona, cuenta cómo dos jóvenes adolescentes, Ari y Dante, se encuentran casualmente y de ese encuentro comienzan a construir una gran amistad. Sí, “a construir”, pues sus diferencias parecen ser muchas, y para enfrentarlas, la voluntad, el deseo y el amor, les permiten acompañarse en momentos de gran dolor, para pronto descubrir que tienen más semejanzas de las que es ellos pensaban. Las problemáticas que aborda son
variadas y todas de un increíble peso: la soledad profunda y la sensación de “no encajar”, que viven tantos adolescentes; la migración y el impacto del cho- que de las identidades cultura- les o razas diferentes; el despertar y la construcción de la identidad sexual; la aceptación, incluso más allá de los temores y lo vulnerables que nos sentimos frente a las diferencias.
Pero la interpelación no es sólo para los jóvenes. Todo adulto se puede ver reflejado en tiempo pasado y en tiempo presente. ¿Por qué a veces nos empeñamos en ocultar el dolor? ¿Por qué creemos que lo que no se dice no existe? La influencia de los que se han ido, a quienes hemos amado y hemos dejado de amar, de las heridas que nos han quedado, de nuestros errores y de nuestros aciertos. Está claro que sólo si los integramos seremos capaces de sanarnos. Y esa es una lección de vida que podemos extraer de este libro.

Publicado en RHUV Nº24