RECINTOS PENITENCIARIOS DE LA DEFENSORÍA PENAL PÚBLICA

Rengo, Peumo y Santa Cruz – Región Libertador Bernardo O’Higgins

En la actualidad, las iniciativas y los programas de fomento lector enfocados en intervenir en las cárceles, tienen un importante desafío: ser una posibilidad concreta en el acceso a los beneficios que pueden modificar la condena de los internos. Para ello, este proyecto, ganador del Fondo del Libro y la Lectura, otorgado por el Consejo Nacional de Cultura y las Artes, a través del Consejo del Libro, implementó en 2015 las bibliotecas de tres centros penitenciarios de la VI Región (Rengo, Peumo y Santa Cruz); adquirió sus fondos bibliográficos y realizó hasta 12 talleres de animación lectora en dichos centros para unos 600 internos. Poco a poco, las bibliotecas cumplen un rol importante en el desarrollo de la cultura en los centros penales, garantizando el acceso libre de la comunidad de internos al mundo de la palabra escrita.

penitencieria-interior