Genocidio

 


recomendado-por-mediadores3
Por Pep Bruno, Escritor y cuentista

La historia de Teseo
Autor: Jane Springer
Lectores avanzadosEkaré | 2014

No soy lector habitual de libros informativos (soy más bien un adicto a la ficción), pero hay días en los que a uno le apetece variar un poco el menú de lectura y se adentra por sendas poco transitadas (algún ensayo, algún libro histórico, algún libro informativo…). Eso es lo que me pasó la primera vez que tropecé con este libro: andaba escudriñando entre los estantes de la biblioteca, buscando una lectura distinta, y de pronto me topé con Genocidio. Con curiosidad abrí el libro y, cuando me di cuenta, estaba sentado leyendo completamente enganchado y no pude dejar de hacerlo hasta la última página.
El libro (tal como afirma su título y el nombre de la colección) da completa información sobre el genocidio y pretende ser un punto de partida para seguir investigando y, sobre todo, reflexionando sobre esa cuestión. En sus siete capítulos se hace un recorrido histórico sobre la violencia de masas, sobre el nacimiento del concepto genocidio y del compromiso asumido por la ONU para su persecución (con todas las dificultades que eso entraña). Y también sobre el genocidio en nuestros días: situación, teorías, prevención, reacciones…
Creo que la información que aporta es muy completa y está muy bien organizada y explicada. Sucede además que el libro está escrito con un estilo ágil y directo, cercano, que ayuda a que su lectura sea rápida. Ahora bien, aunque el libro se lee rápido, se digiere lento: los resaltados y los ejemplos detallados de las situaciones de injusticia y horror que todavía se dan en nuestros días no pasan desapercibidos. De alguna manera este libro es una invitación a ponernos gafas, unas gafas nuevas que nos permitan ver más allá de nuestro pequeño mundo y descubrir un planeta complejo y lleno de tareas pendientes. Es por eso que al cerrar el libro siente uno que debe arremangarse la camisa y ponerse manos a la obra a ver si hay alguna manera de arreglar de una vez por todas este mundo y hacer de él un lugar habitable en el que las personas sean el centro y los Derechos Humanos inspiren cualquier acción, cualquier proyecto.
Es esta, en suma, una lectura que produce conmoción en el lector, en la lectora, y que se queda pegada a la piel, al estómago. Pero es también una lectura que pone en funcionamiento el corazón, nos hace tomar conciencia y, sobre todo, nos impide seguir mirando a otro lado.

Publicado en RHUV Nº21