El escritor del pijama de rayas

Ya, no es que el irlandés John Boyne escriba en ropa de dormir, pero sin duda su libro que incluye un pijama en el título es el más conocido. Ojo, que no es el único que ha escrito para lectores jóvenes; hay más.

Columna de Esteban Cabezas
Periodista, crítico de restaurantes y escritor
Creador de personajes como Julito Cabello y María la Dura

 

Boyne-1

Ilustración de Guillermo Bonilla 
http://cargocollective.com/portafolio

 

Cuando estalló el fenómeno de El niño con el pijama de rayas en el 2006, por fortuna su autor ya había publicado otros libros. Y, según él, eso lo salvó de caer en el bloqueo post éxito.

De todas formas, hasta el día de hoy agradece que no le hagan más preguntas del texto en cuestión.
Lo singular es que a continuación llegaron a librerías sendos textos para adultos, todos ellos de corte histórico: Motín en la Bounty (2008), La casa del propósito especial (2009) y El pacifista (2011). Junto a ellos se publicó una novela corta que podría calificar de LIJ, La apuesta (2009), un texto creado para la noble iniciativa de armar una colección destinada a ser leída en el metro. En este relato se narra una historia de barrio, en la que una desafortunada apuesta da pie a un trágico accidente.

Lo importante es que mientras nuestro autor seguía generando más novelas históricas para lectores más viejos –la última es la gótica El secreto de Gaudlin Hall–, el tema infantil no se quedaba atrás. Hasta el día de hoy ha publicado tres libros más, dos de ellos con una ilustración de Oliver Jeffers como sugerente portada.

 

Niños con problemas

Algo hay que decir de entrada de los libros de Boyne, y es que son tanto para adultos como para niños. Hay algo simbólico en sus escenas y algo valórico en las tramas que densifican sus páginas. Y hay unas cuantas gotas de crueldad –que en El niño del pijama… eran litros– que llaman la atención y reducen la indiferencia.

Tenemos, por ejemplo, a un niño de ocho años que abandona su casa y a sus padres en En el corazón del bosque. Y ese pequeño, decidido en la huida, llega a una extraña juguetería en la que abundan las marionetas. Allí Noah Barleywater se encuentra con un singular anciano. La conversación que fluye entre ellos, entre otros tópicos, aborda el de las promesas no cumplidas.

Que no es TAN para niños, vaya quedando en claro.

Luego viene El increíble caso de Barnaby Brocket, con un niño que se niega a respetar una de las leyes básicas: la de la gravedad. Esto, que podría verse por el lado positivo (quién sabe cómo, pero igual es un don), es un incordio para los cuadrados padres del pequeño. La verdad, odian lo que les tocó, por lo que su madre, en un gesto nada maternal, raja la mochila con arena de Barnaby y lo deja irse para que, ojalá, nunca vuelva.
Como el libro no puede terminar con su protagonista ahogándose en la capa de ozono, es rescatado por un globo aerostático con dos señoras mayores. Ellas, se deduce al rato, fueron rechazadas por sus familias debido a su opción sexual.

Vaya. Y así la odisea de Barnaby por volver a su casa en Australia va recalando en diversos personajes que han sido dañados por la falta de amor de sus progenitores.

Gracioso por sus excesos (es bien exagerado y fantasioso), pero amargo por un tema más que sensible, este libro se lee de una patada, igual que la aventura del pequeño Noah.

Pero esta marcada ironía se encuentra ausente en Quédense en la trinchera y luego corran, una frase que se escucha a diario en la primera guerra mundial, conflicto que marca a esta novela más juvenil. En ella, un niño cumple cinco años el día en que parte el conflicto. Su padre se enlista y, tras años en el frente, dejan de llegar sus cartas. El pequeño no se queda quieto y descubre que su padre no ha muerto. Y, entre medio, también se va enterando de que la vida es más compleja –su mejor amiga es llevada, presa, a la isla de Man– y más amarga de lo que es dable esperar.

Ligada a su novela adulta El pacifista –de hecho, hay una cruel ejecución de un adolescente soldado alemán que aparece en ambos libros–, es otro texto más que exhibe claramente la opción de este autor: la tolerancia puede hacernos mejores personas.

 

Boyne-2

Quédense en la trinchera y luego corran
Autor: John Boyne
Nube de tinta, 2014
ISBN: 9789569476006

 

Boyne-3

El increíble caso de Barnaby Brocket
Autor: John Boyne
Nube de tinta, 2013
ISBN: 9788415594062

 

Boyne-4

En el corazón del bosque
Autor: John Boyne
Salamandra, 2012
ISBN: 9788498383539