Diversidad sexual y literatura infantil y juvenil: una aproximación

“Mientras más obras den cabida con seriedad, imaginación y rigor literario a la problemática de la diversidad sexual, más referentes tendrán los lectores para entender una realidad que afecta, de una u otra manera, la vida de todos y que no puede ocultarse”, sostiene Sergio Andricaín en este artículo donde comenta algunos títulos juveniles e infantiles que han reflejado esta temática. Su objetivo: despertar la curiosidad para reflexionar sobre el abordaje de la diversidad sexual en la LIJ.

Por Sergio Andricaín
Escritor, crítico, investigador literario y editor
Fundación Cuatrogatos

Paloma Corral-1

Ilustración de Paloma Corral
www.behance.net/PalomaCorral

 

Basta mirar a nuestro alrededor para comprobar cuán diversos somos los seres humanos. Y como nuestra individualidad está condicionada por los grupos sociales en los que estamos insertos, esto también nos enriquece con características que nos diferencian de personas de otras razas, naciones, culturas, religiones…

El reconocimiento de la diversidad debería regir las formas de relacionarnos y eso exigiría la voluntad de conocer a quienes son diferentes, el deseo de comprenderlos, para convivir con ellos sobre bases sólidas como el respeto, la tolerancia y la integración.

El siglo pasado dejó a su paso una estela de hechos terribles, pero en ese siglo también aprendimos que era fundamental entender al otro, al diferente, para construir un mundo en que quepamos todos los seres humanos en igualdad de condiciones. Sin embargo, aún en nuestros días, en muchos lugares del planeta eso no es más que una aspiración. En todos los continentes, cientos de millones de seres humanos son odiados, temidos, excluidos, silenciados, perseguidos, acosados, castigados e incluso asesinados por ser considerados diferentes. Las razones son diversas y van desde la religión y la nacionalidad hasta el color de su piel y el sexo. Como acertadamente dice Rosa Montero en un artículo publicado en El País, “(…) juzgamos al mundo desde lo que somos y nos cuesta mucho reconocer otras realidades, sobre todo si nos incomodan”, a lo que yo agregaría: si nos desconciertan y nos provocan temor. En fin, si parecen derribar lo que hemos considerado verdades absolutas con las que hemos vivido durante años.

 

La diversidad sexual

Los comportamientos sexuales que se apartan de lo que se considera “normal” han sido, desde hace largo tiempo, motivo de encarnizamiento, violencia y persecución. Curiosamente, según reportes de Amnistía Internacional, el 10% de la población mundial es homosexual.

Es cierto que en los años más recientes se ha avanzado mucho en el respeto a la diversidad de preferencias y comportamientos sexuales. Hoy son catorce los países donde un hombre y un hombre, una mujer y una mujer, y un hombre y una mujer, pueden casarse y tener los mismos derechos. Catorce de los más de 190 que existen no es una gran cifra, pero habla de una sensibilidad social en progreso. Al fin y al cabo, hubo que esperar hasta 1990 para que la OMS retirara la homosexualidad de la Clasificación internacional de enfermedades y problemas relacionados con la salud. Pero queda mucho camino por recorrer si se piensa que, según la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales, la legislación de 78 países criminaliza las relaciones homosexuales, y en Irán, Mauritania, Arabia Saudita, Sudán y Yemen se castigan con la pena de muerte. No hay que aclarar que el mismo destino se reserva a las lesbianas y transexuales.

En escuelas primarias de distintos países han comenzado a enseñar a los niños a equiparar las relaciones homosexuales con las que pueden establecer un hombre y una mujer. Para favorecer ese respeto a la diversidad sexual y a la no discriminación, se comparten con los niños cuentos que contribuyan a que, desde las edades más tempranas, los chicos perciban la homosexualidad como una variable natural más en la diversidad de las preferencias sexuales individuales de los integrantes de toda sociedad. Pero no seamos idealistas; muchos padres han considerado esa práctica educativa como algo intolerable y han retirado a sus hijos de las escuelas que desarrollan ese tipo de programas.

Los libros para niños pueden contribuir al cambio de mentalidad de las nuevas generaciones en cuanto a la aceptación de la diversidad sexual. Y no solo a través de la lectura de obras informativas, que divulguen enfoques científicos que apuesten por el respeto, la aceptación y la inclusión, sino también a través de los textos de ficción, de cuentos, novelas y poemas que aborden, con calidad artística y conocimientos científicos, distintas facetas de este tema.

Es un hecho incuestionable que muchos niños y adolescentes entran en shock cuando descubren que su preferencia sexual difiere de la de la mayoría de sus amigos o compañeros de escuela del mismo género. En buena medida, ese trauma es causado por el rechazo social, los prejuicios, la desinformación y la falta de referentes.

En este artículo quiero comentar algunos libros –unos para niños, otros para jóvenes– que, en distintas etapas históricas y con distintos tratamientos y premisas, han reflejado la cada vez más importante temática de la diversidad sexual. Algunos lo han hecho de forma alegórica; otros, sin ambages, con un tratamiento directo. Todos deberían ser conocidos, compartidos y comentados en hogares, salones de clase y bibliotecas. Los iré mencionando cronológicamente.

 

Un toro que olía flores

En 1936, el estadounidense Munro Leaf escribió un libro polisémico, susceptible de muchas lecturas: Ferdinando el toro. El cuento narra la historia de Ferdinando, un toro de lidia que se resiste a comportarse como los demás miembros del rebaño. Ferdinando es diferente: prefiere caminar libremente por el campo aspirando el aroma de las flores y disfrutando la belleza del paisaje donde vive.

La historia puede leerse como una parábola a favor de la paz; también puede ser interpretada como una parábola sobre el derecho a ser diferente al grupo. Y, por supuesto, otra posible interpretación es la que ve al protagonista de este libro como un personaje que se resiste a integrarse a la conducta ruda, por no decir machista y tradicional, de sus compañeros, y que prefiere entregarse a actividades delicadas, sensibles y tradicionalmente asociadas con lo femenino.

Sea cual sea la interpretación por la que optemos, es un libro de gran valor histórico, que canta a lo diferente, a la individualidad como un derecho del ser humano.

Ferdinando

Ferdinando el toro
Autor: Munro Leaf
Ilustrador: Werner Klemke
Lóguez, 1984
ISBN: 9788489804753

 

 

Una niña con sombra de niño

En 1976 apareció en Francia Julia, la niña que tenía sombra de chico, libro álbum escrito por Christian Bruel e ilustrado por Anne Bozellec con la colaboración de Annie Galland. Esta obra aborda la problemática de una chica a quien su familia hace sentir mal con su propia imagen, señalándole en todo momento lo poco femenina que es.

¿Y cómo es Julia? Esta niña hace lo que se le antoja, no es delicada, le desagrada peinarse… Sus padres le dicen que es casi un muchachito. Una mañana, Julia descubre que tiene por sombra la de un niño, y por eso decide enterrarse en el parque, para sepultar a esa molesta sombra. Cuando está allí, se le acerca llorando un niño al que todos le dicen que parece una niña, porque llora igual que una chiquilla y tiene cara de nena.

Este libro, de claras connotaciones sicológicas, es un alegato a ser lo que uno quiere, niño y niña a la vez, hombre y mujer a la vez, si la persona lo desea, y reclama este derecho con la voz de los protagonistas infantiles que aparecen en la historia.

Julia

Julia, la niña que tenía sombra de chico
Autores: Christian Bruel y Anne Galland
Ilustradora: Anne Bozellec
El Jinete Azul, 2011
ISBN: 9788493835279

 

 

Un chico ante el espejo

En 1977 la escritora sueca Inger Edelfeldt publicó la novela Jim en el espejo. Se trata de una historia estructurada en dos planos: el relato en primera persona que hace su protagonista, Jim, un joven que empieza a descubrir desde muy temprano que él es diferente a los demás chicos; y las conversaciones de su madre con alguien que parece ser un psicólogo, quien intenta ayudarla a entender y aceptar la homosexualidad de su hijo. Ya muy avanzado el relato aparecerán las cartas que Jim intercambia con su padre reclamándole respeto al modo de asumir y vivir su sexualidad.

El libro describe la formación de una voz propia y adulta por parte de un chico que exige el derecho a ser como él quiere ser, y de unos padres que se resisten a enfrentar la realidad de que su hijo creció y que se sale de los moldes estrechos y tradicionales en que ellos quisieron encerrarle.

Jim

Jim en el espejo
Autora: Inger Edelfeldt
Lóguez, 2006 (3° ed.)
ISBN: 9788485334414

 

 

El premio de ser un triunfador

En 1979 aparece un libro que aún se sigue publicando, escrito e ilustrado por un reconocido creador estadounidense: Tomie dePaola. Me refiero a Oliver Button es una nena.

Al protagonista de este álbum no le gusta participar en las actividades que suelen realizar los varones de su grupo. Su padre le pide que deje de comportarse como una “nena” y su madre insiste en que haga ejercicios. Los otros niños se burlan de él y lo agreden con palabras y físicamente. Un día, en un muro escriben: “Oliver Button es una nena”. Durante un fin de semana, Oliver participa en un concurso de talentos. No gana, pero todos lo felicitan. Cuando vuelve a la escuela el lunes, halla otro letrero en el muro: “Oliver Button es una estrella”.

Aunque la presentación de la historia es real y cruda, la solución del conflicto resulta un tanto idílica.

Oliver

Oliver Button es una nena
Autor: Tomie dePaola
Everest, 2010
ISBN: 9788424181086

 

 

Todo por un beso

En 1992, el joven escritor colombiano Fernando Molano publicó su primera novela: Un beso de Dick. Este libro, narrado en primera persona, describe a un grupo de estudiantes bogotanos de octavo grado en los años ochenta y los vínculos sentimentales que empiezan a surgir entre ellos: Carlos y Maritza son novios; Patricia y Fabio también lo son; Libia está interesada en Felipe y Lucía, en Leonardo…, pero sucede que los dos muchachos han descubierto que se aman. Una noche se escapan de una fiesta y tras confesarse sus sentimientos, deciden estar juntos.

Los dos amigos siguen su vida normal de estudiantes, pero cuando están solos, se quieren con una pasión que los desborda y que, en lo físico, revela la madurez de sus cuerpos y, en lo emotivo, conserva aún mucho del candor de la infancia. Al ser descubiertos dándose un beso, la actitud de sus padres y maestros cambiará, pero Felipe se les enfrentará con tal de conservar su relación con Leonardo.

 

 

El fin de la confusión de sentimientos

Sandra ama a Meike (1996) de la escritora alemana Marliese Arold, es el relato de un amor juvenil nacido, como cualquier otro, a partir del cruce de miradas, del roce de unas manos. Cuenta la historia de dos chicas que forman parte de un grupo de teatro de aficionados y que comienzan a descubrir que se sienten atraídas más que por una simple amistad. Esta obra, escrita con sutileza y gran penetración psicológica, nos revela cómo se van acercando las dos jóvenes, y también los pensamientos y emociones que esa proximidad desata.

 

Ito: un niño marcado

Ito tiene gustos diferentes a los del resto de sus compañeros de clase: le interesan las fotos de las artistas famosas, las telas y los colores. A la hora de los juegos, los niños le dicen que se vaya a jugar con las chicas y si va con ellas, entonces estas le dicen que se una a los varones. Para suerte suya, Ito es un niño muy soñador. A veces se imagina que al regresar a su casa, va a encontrarse en la puerta a un hombre alto que le va a decir que es su papá. Hay días en que Ito piensa en la muerte, pero esta idea no le asusta mucho…

Ito (1996), del escritor cubano Luis Cabrera Delgado, sigue el día a día de un niño que sueña con casarse y tener hijos, pero al que la sociedad marca con el sello de algo que aún no se sabe si será, casi invitándolo a elegir ese camino, y cuestiona cómo son etiquetadas ciertas conductas infantiles sin que el niño tenga ni la más remota idea de qué se le acusa.

Ito

Ito
Autor: Luis Cabrera
Ilustradora: Dagnae Tomás Martínez
Rumbo Editorial, 2012
ISBN: 9789974651272

 

 

Una relectura de los cuentos de hadas

A la manera de los viejos cuentos maravillosos o de hadas, las holandesas Linda de Haan y Stern Nijland crearon Rey y Rey (2000). Este cuento ilustrado relata la historia de un príncipe a quien su madre desea casar con una princesa. A su reino llegan las aspirantes a la mano del heredero, pero ninguna le gusta al arisco noble. A última hora llega la princesa Magdalena acompañada de su hermano, el Príncipe Azul. Ella tampoco llama la atención del heredero, pero el hermanito sí. Los dos príncipes han quedado flechados y se casan con bombos y platillos al final del cuento.

Rey

Rey y Rey
Autores: Linda de Haan y Stern Nijland
Serres, 2004
ISBN: 9788484881474

 

Las familias homoparentales

Publicados en el 2005 en Estados Unidos, los dos álbumes a los que voy a referirme a continuación tratan, con recursos muy disímiles, la situación de las familias homoparentales.

Tres con tango, escrito por Justin Richardson y Peter Parnell, con dibujos de Henry Cole, está basado en un hecho real: la historia de dos pingüinos del zoológico del Parque Central de Nueva York que forman una familia distinta, integrada por dos pingüinos machos: Roy y Silo. Al ver que los otros pingüinos hacen su nido, Roy y Silo deciden construirse uno, pero hay algo que no logran: poner un huevo. A uno de los guardias del zoo se le ocurre colocar en su nido vacío un huevo que otra pareja no quiso incubar. A partir de ese momento, Roy y Silo se turnan para darle calor hasta el día en que un pichón de pingüino, al que el guardia da el nombre de Tango, rompe el cascarón. Este libro, que parece una fábula, es una lección sobre la naturalidad con que debe y puede aceptarse la formación de parejas integradas por individuos del mismo sexo y el derecho de estas a tener y a criar hijos.

Por la temática de las familias homoparentales transita el álbum La tarjeta de Antonio, escrito por el mexicoamericano Rigoberto González. Antonio vive junto a su madre biológica, Mami, y Leslie, la pareja de esta. Él siente igual cariño por ambas. Por las mañanas Mami lo lleva a la escuela y por las tardes lo recoge Leslie, quien se destaca entre todos los familiares que van a buscar a los niños porque llega vestida con pantalones manchados de pintura, tiene el pelo corto y camina diferente a las otras mujeres. Una vez fuera del colegio, Antonio y Leslie se van a jugar con las palabras. Pero Antonio ha escuchado comentar a sus compañeros que Leslie parece un hombre. Por eso no quiere que ella lo siga recogiendo en el colegio y se lo pide a Mami.

En este breve cuento se pone de manifiesto cómo las conductas de rechazo a los jefes de familia homoparentales afectan a sus hijos. Estas situaciones de incomprensión ponen a los niños en situaciones embarazosas que los llevan a no aceptar a sus padres bajo la presión del grupo.

Tres

Tres con tango
Autores: Justin Richardson y Peter Parnell
Ilustrador: Henry Cole
Serres, 2006
ISBN: 9788478715800

 

Antonio

Antonio’s Card / La Tarjeta de Antonio
Autor: Rigoberto González
Ilustradora: Cecilia Concepción Álvarez
Children’s Book Press, 2005
ISBN: 9780892392049

 

 

Adiós, Eduardo. Bienvenida, Victoria

En Para Nina, del mexicano Javier Malpica, publicado en el 2009, encontramos otra problemática relacionada con la diversidad sexual. Eduardo, su protagonista, cumplió 18 años y tiene la certeza de que es mujer. Es decir, es una mujer a la que, por error, hicieron llegar a este mundo metida dentro de un cuerpo masculino. Y esa mujer tiene nombre: Victoria Citlali Dorina de la Concepción. Para abreviar: Victoria. Con la ayuda de un condiscípulo gay y de una chica transexual, Eduardo/Victoria gana confianza en sí mismo, su derecho a ser quien en realidad es y a vivir como tal. El libro finaliza cuando Eduardo entra, dormido, al quirófano. Cuando despierte, por fin, será Victoria.

Para Nina

Para Nina. Un diario sobre la identidad sexual
Autor: Javier Malpica
Ilustrador: Enrique Torralba
El Naranjo, 2009
ISBN: 9786077661030

 

 

A manera de conclusiones

El reflejo en la literatura infantil y juvenil de las diferentes formas que adopta la sexualidad sigue siendo un camino poco transitado por los autores y las editoriales en el mundo, y especialmente en América Latina. Supongo que existe el temor de que sus obras terminen siendo excomulgadas por las instituciones educativas y culturales.

La lectura de obras literarias que aborden lo diverso, cualquiera que sea su naturaleza (religiosa, racial, sexual, etcétera), da instrumentos a los niños y jóvenes para entender lo que es diferente a ellos; de esa forma se contribuye a construir individuos y sociedades más inclusivas y armónicas, donde todos tengan derecho a ser respetados como son y a participar en los procesos sociales.

Aunque la buena literatura infantil y juvenil no se concibe para cumplir una función educativa o formativa en el área de los valores, mientras más obras den cabida con seriedad, imaginación y rigor literario a la problemática de la diversidad sexual, más referentes tendrán los lectores para entender una realidad que afecta, de una u otra manera, la vida de todos y que no puede ocultarse.

Con este panorama no he pretendido otra cosa que despertar la curiosidad para reflexionar sobre un tema actual: el abordaje de la diversidad sexual en los libros para niños y jóvenes. La sexualidad constituye una de las tantas expresiones de lo diverso en un mundo que se dice global, pero al que le queda mucho camino por recorrer para entender todas las formas de ser de los humanos y para poder construir, entonces sí, un mundo de todos, inclusivo, en el que todos tengan los mismos derechos sin importar el color de su piel, su género, el país de procedencia, la religión que profesan… o su identidad o inclinación sexual.