Siete llaves para valorar las historias infantiles

 


recomendado-por-mediadores3
Por María Paz Garafulic Litvak, socia y directora de Confín Ediciones y directora fundadora de Fundación Había Una Vez
www.fhuv.cl

Siete llaves para valorar las historias infantiles
Obra dirigida por Teresa Colomer
Para Mediadores | Colección Papeles de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez

Siete llaves para valorar las historias infantiles es una obra de profundización orientada a profesionales del ámbito de la lectura y la literatura infantil. Un libro para quienes sienten que es necesario conocer y valorar, desde una perspectiva más académica, con más elementos de juicio y análisis, las obras literarias infantiles.
El libro reúne una serie de ensayos de reconocidos investigadores y especialistas. La meticulosidad en la presentación de un conjunto de aspectos –las siete llaves– relacionados con la estructura y la formulación de las obras literarias para niños, puede resultar de gran utilidad para quienes requieren de soporte teórico y validación conceptual de sus propias percepciones en relación a obras escogidas y seleccionadas para el público infantil. Así, el análisis de las voces narrativas, la interrelación en este género entre las imágenes y las palabras, su constante diálogo –logrado o no–, su complementariedad, las posibilidades de enriquecimiento de las obras a través de la intertextualidad, la literatura como camino de autoconocimiento, entre muchas otras, resultan significativas para los estudiosos de la materia.
Aun cuando la obra está formulada en términos de análisis literario y se encuentra dotada de cierta erudición en sus formulaciones, es posible encontrar también señas que, con mayor simplicidad, entregan claves a un lector menos preparado. La importancia del estímulo inicial a la lectura, la forma en que las ilustraciones, portadas y otros paratextos contribuyen a seducir al joven lector para motivar su lectura, las posibilidades de vivenciar otras experiencias, de generar empatía y conocimiento, son, entre otras, constataciones que todo mediador, incluso el menos avezado, puede reconocer, descubrir y validar a través de esta obra.
En síntesis, una obra importante para profesionales, pero que no debe ser sobrevalorada como herramienta formativa para aquellos que recién se inician en este camino de descubrimiento del poder e impacto de la literatura.
Me permito, al finalizar, una recomendación genérica, por cierto, y que trasciende este libro pero que de alguna manera permite también situarlo en su justa dimensión: que el análisis no nos haga olvidar uno de los aspectos más fundamentales de la lectura, cual es, el simple disfrute, placer y regocijo que pueden entregar las palabras que surgen desde una potente inspiración y no desde una fórmula matemática, susceptible de ser desglosada, simplificada e incluso descuartizada en búsqueda de patrones validados más por la teoría que por la experiencia y la emoción. Me apoyo en George Jean: “Para mí solo se trata en realidad de escuchar mejor y leer mejor”. (1)
Finalmente, una información relevante y práctica: el libro se encuentra descontinuado en su versión impresa pero está disponible gratuitamente en versión digital gracias a la Fundación Germán Sánchez Ruipérez. De esta manera, es asequible a todos los interesados la voz de importantes profesionales del ámbito de la LIJ, liderados, en este caso, ni más ni menos que por Teresa Colomer.
(1) Capítulo 2. “Seguir historias con formas distintas”. Página 37.

Publicado en RHUV Nº18