Gracias, compra virtual

Hay quienes no pueden esperar cuando se trata de libros. Por ejemplo, quien escribe esto. Apenas salen novedades en otros países, debieran estar acá, de inmediato, pero no ocurre así. También hay libros viejos que nunca han llegado, u otros que ya están descatalogados. Una pena, hasta que un conocido autor chileno, Mauricio Paredes, habló alguna vez de este sitio: The Book Depository.

Columna de Esteban Cabezas
Periodista, crítico de restaurantes y escritor
Creador de personajes como Julito Cabello y María la Dura

Sebastian Miranda-14b

Ilustración de Sebastián Miranda / http://sebastuff.tumblr.com/

Hay quienes no pueden esperar cuando se trata de libros. Por ejemplo, quien escribe esto. Apenas salen novedades en otros países, debieran estar acá, de inmediato, pero no ocurre así. También hay libros viejos que nunca han llegado, u otros que ya están descatalogados. Una pena, hasta que un conocido autor chileno, Mauricio Paredes, habló alguna vez de este sitio: The Book Depository.

Se encuentra en Reino Unido y no cobra por el envío, ya que es por correo británico. O sea, lento pero seguro. Y lo otro buenísimo es que tienen cantidades de libros en español. Entonces, mejor aún.

No sé cómo lo hará otra gente, pero en este caso la limitante son cien dólares al mes, para no irse a la quiebra. Y después de la compra, a esperar. Lo usual es que el primer paquete llegue unas dos semanas después.

Entonces, algunos ejemplos. La lección de August de R. J. Palacio, cuyo título original, y mucho mejor, es Wonder. Es la historia de un niño que nació con el rostro deforme y que, al cumplir cierta edad, deja de estudiar en su casa y se integra a un colegio. “Es como mandar a un cordero al matadero”, dice su padre, y es un poco así, aunque los caminos que le evitan el degüello son tan extraños como inesperados. Es para llorar a moco tendido. Es una obra maestra del melodrama, de verdad.

También está Tuck para siempre de Natalie Babbitt, una pequeña novela –por la extensión– en la que una niña se enfrenta al dilema de convertirse en inmortal o no, en busca del amor. Y está escrita con maestría, y sin pedantería. O también se puede acceder a La cometa rota de Paula Fox, la historia de una niña que descubre, a la par, que su padre ha reconocido su homosexualidad y que –además– tiene sida. Drama puro, realidad dura, buena literatura.

Y así, suma y sigue. Es cosa de alimentar a la inquietud. Y si alguien sabe cuál es uno de los libros que últimamente ha comprado Tim Burton para hacerlo película, ya conoce este título: El hogar de miss Peregrine para niños peculiares de Ramson Riggs. ¿Disponible en Chile? Aún no. Por eso, si quieres conocer la trama de un singular orfanato con integrantes realmente extraños, ubicado en una isla perdida del Reino Unido y que es bombardeado en la segunda guerra mundial, pero que nunca desaparece, ahora sí puedes leerlo.

Right now! O, más bien, como en dos semanas más.

Cabezas-Gracias

La cometa rota
Autora: Paula Fox
Noguer Ediciones, 2009

La lección de August (Wonder)
Autor: R.J. Palacio
Nube de Tinta, 2012

Tuck para siempre
Natalie Babbitt
Square Fish, 1993