El placer de la lectura

Columna de Carolina Schmidt Z.
Ministra de Educación, Chile. Agosto 2013.

La lectura es la puerta al conocimiento. Pero no solo es eso: la lectura es un placer, es la puerta a mundos nuevos, la puerta a otras vidas y al verdadero desarrollo de la imaginación.

Sabemos hoy que las actitudes y destrezas que determinan más poderosamente la comprensión lectora se forman durante los primeros años de vida. En particular, el interés por los libros, la ampliación del vocabulario y el desarrollo de habilidades cognitivas, tales como la capacidad de formular hipótesis, plantear interrogantes, realizar asociaciones complejas, predicciones e inferencias a partir de narraciones y otros textos escritos.

La primera infancia es clave para el desarrollo del placer de la lectura. Los niños cuyos padres les leen desde los primeros años adquieren no solo el gusto por los libros sino una mejor comprensión lectora, conocimientos invaluables para el resto de su vida. Leerles a los niños, y luego incentivarles a la lectura, hace la diferencia.

Para lograr esto, sabemos que es necesario facilitar el acceso a libros de calidad, adecuados a las necesidades de desarrollo de los niños y niñas, pero también es necesario que los adultos los provean de experiencias lectoras gozosas, intelectualmente desafiantes y emocionalmente enriquecedoras, desde mucho antes de que comiencen a leer por sí solos.

Como Ministerio de Educación, hemos incentivado diversos planes y medidas para lograr estos objetivos. En primer lugar, se ha impulsado la evaluación de la comprensión lectora en los estudiantes de segundo básico a través de la prueba SIMCE, para diagnosticar tempranamente falencias en ese aspecto.

Además, desde el año 2010, la División de Educación General del Ministerio de Educación, a través del Plan Nacional de Fomento de la Lectura Lee Chile Lee, junto a la Fundación Integra y la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI) no solo ha implementado bibliotecas de aula en los cursos preescolares -conformadas por libros de primera calidad-, sino que además ha capacitado a educadoras de párvulos de todos los establecimientos educacionales, beneficiándolas con modernas estrategias de fomento lector especialmente diseñadas para el trabajo óptimo con estas bibliotecas.

Por tercer año consecutivo, el programa ha alcanzado al ciento por ciento de los kinder y prekinder de los establecimientos municipales y particulares subvencionados del país y, desde este año, además, a todas las aulas de los jardines infantiles y las salas cunas con administración directa de la JUNJI e Integra. De este modo, estamos convencidos que hemos dado un salto en el gran desafío de educar a una nueva generación de mejores lectores y lectoras, y más niños que van a poder disfrutar en su vida del placer de la lectura.