101 llaves de la lectura

 


recomendado-por-mediadores3
Por María Paz Garafulic Litvak, socia y directora de Confín Ediciones y directora fundadora de Fundación Había Una Vez
www.fhuv.cl

101 llaves de la lectura
Autora: Pilar Armida
Para Mediadores | Ediciones Castillo | 2011

En esta sección hemos hecho un recorrido por diversas visiones profesionales y técnicas de la lectura, el hábito lector y el vínculo entre niños y jóvenes, y el mundo de la palabra escrita. Llegó la hora de agregar a este cúmulo de información y experiencias de otros, un libro que se nos ofrece como una llave para abrir el mundo de la lectura.
Muchas veces, aun conscientes de lo importante que es fomentar la lectura, nos quedamos detenidos, medio paralizados. No sabemos por dónde empezar. Quizás para tranquilizar nuestra conciencia, leemos un cuento y para sentir que profundizamos en la experiencia, les preguntamos a nuestros niños o jóvenes sobre el libro, la historia o sus imágenes.
Quedamos un poco más tranquilos, llevamos el libro a oídos de los niños. Pero… algo nos indica que no es suficiente, que hay otros caminos que pueden enriquecer la experiencia. Empezamos a inventar actividades, nuestra imaginación vuela con distintas técnicas y metodologías sobre las que hemos escuchado y que nos parecen fascinantes; sin embargo, el día a día, la carga de trabajo, nos inmoviliza. “No alcanzo a preparar…”, “cuánto me gustaría tener más tiempo…”. Ahí quedamos, en la expectativa, la fantasía.
Pues bien, este libro viene a ayudarnos a enfrentar el desafío de acercar real y profundamente los libros y la lectura a nuestros niños, sin disquisiciones innecesarias –ya todos estamos bastante convencidos de la importancia e impacto del hábito lector en el desarrollo–, ni excesivas demandas de tiempo ni de recursos.
Además de la facilidad con que funcionan las llaves que presenta esta obra, que podríamos, en ciertos casos, denominar llaves maestras, el libro resulta muy bien estructurado y se basa en pilares suficientemente consensuados: el respeto al papel del maestro/bibliotecario/padre como mediador; la existencia de tantas lecturas como lectores; la lectura placentera; y el respeto al lector.
Las dinámicas están organizadas por rangos de edades, facilitando al mediador su selección, y encuadradas en secciones que facilitan la identificación de objetivos. Así El mundo de los libros muestra actividades en torno al libro como objeto; El misterio de las palabras se orienta a explorar la palabra como materia prima de todo texto; Los secretos de las historias incursiona en estrategias narrativas, puntos de vista, personajes; El cuarto de juegos explora lúdicamente la lectura; Pasadizos insospechados comparte nuevos ángulos y perspectivas sorprendentes; y por último, Mi espacio lector acompaña en la construcción de mundos lectores.
Cada actividad cuenta con una roblox robux generator ficha breve y esquemática que indica el momento más idóneo para desarrollarla –antes, durante o después de la lectura–; la forma de trabajo –individual o grupal–; materiales necesarios y habilidades que busca desarrollar.
Para terminar, creo que todos podríamos disfrutar de sesiones  como “Caligramas: poemas para ver y leer”, de algunos “cadáveres exquisitos” o simplemente gozar la “última llave”.
En solo una página, una actividad para movilizar palabras, sentimientos, significados, ideas, lectores, y, en definitiva, llevar y abrir los libros a sus lectores. Ese es el objetivo.

Publicado en RHUV Nº13